23.12.09

AVATARES DEL DESTINO



Sin relación aparente, dos citas muy esperadas se han producido por fin al mismo tiempo. La cumbre sobre el cambio climático de Copenhague ha ido a caer en el calendario en la fecha de estreno de “Avatar”, la última gran producción cinematográfica en 3·-D. Avatares del destino, que dice la frase al uso y recoge el diccionario de la RAE. La nueva terminología digital define en cambio “avatar” como la imagen en red que representa a un usuario. Dicho de forma mas activa, en un ambiente tridimensional el avatar es la representación digital de quien está visitando el ambiente.
En la película de James Cameron, los Avatares son extensiones mecánicas y mortales de sus cuerpos controlados a distancia con sus mentes, que se introducen en otra sociedad. Su guión es un alegato en defensa del mundo natural y el respeto a las sociedades diferentes. Los bulldozers americanos entran a toque de corneta en un paraíso natural para destrozar lo que se interponga entre ellos y la riqueza mineral. Los invadidos y los “avatares colaboracionistas” terminan dando la vuelta a una batalla desigual doblegando a ejércitos y empresas depredadoras.
En Copenhague hubo una especie de “juego de avatar” cuando un activista se metió en el espacio de los otros, en la cena de jefes de estado, burlando a la seguridad pareciendo uno de ellos. Era el español de Greenpeace Lopez de Uralde, que esta pagando su pecado de hacer un avatar de si mismo con smoking y desplegar su pancarta para la televisión. El Avatar hollywoodiense animará a muchos a estar mas cerca de la causa de la defensa del medio ambiente y la estabilidad del clima. Quizá la coincidencia en fecha haya sido mera vicisitud, palabra con la que define avatar la Academia, que también añade “cambio” como termino equivalente. Sabemos que la lengua dominante acaba siendo la que controla el vocabulario científico. Se impondrá sin duda la definición técnica de este avatar moderno y digital. Pero valga hoy tirar de diccionario RAE para pensar que de esa “vicisitud”- que coincidan dos esperados y desiguales eventos -salga el “cambio” entre los que, buscando una evasión en 3-D, acaban ocupándose de defender el planeta. Avatar igual a conciencia.

20.12.09

FUSION TV

Para cocinar el plato de la nueva televisión, el gobierno ha recurrido a las recetas de la nueva cocina. Primero un poco de deconstrucción, y después pasamos a la fusión. En apenas seis años, el menú ha cambiado radicalmente para terminar siendo casi idéntico.
Cuando Zapatero llegó al gobierno el mapa televisivo estatal se componía fundamentalmente de dos grandes cadenas privadas (mas un Plus codificado y residual) que con TVE y las autonómicas absorbían el grueso de la publicidad. Telecinco y Antena3 se pavoneaban de estar a la cabeza de las cadenas mas rentables en toda Europa. Algunos creyeron que había negocio a repartir entre mas actores, por lo que el gobierno dio dos nuevas licencias, a Cuatro y la Sexta, “para aumentar el pluralismo”. Dos enemigos acechaban sobre la operación. Uno conocido, el futuro digital con mas canales fragmentaría las audiencias y obligaría a un replanteamiento en el sector. El otro, aun enmascarado, era la crisis y la merma de publicidad que demostró que no había hueco como se dijo para nuevos operadores. Así que después de la expansión, llegó el decreto de concentración
En un sistema tan regulado como el de la televisión, se daba por seguro que el decreto gubernamental sobre fusiones televisivas no iba a quedar en papel mojado. Antes o después la llamada oficial al reagrupamiento daría sus frutos. Las hasta ahora “grandes cadenas” habían logrado del gobierno otra concesión para intentar mantener sus ingresos: la desaparición de la publicidad en la televisión publica estatal. Pero la medicina no ha sido suficiente, y sin duda no compensa la dispersión del panorama televisivo con las numerosas emisoras digitales.
Por eso llega ahora- a los pocos meses del decreto –el tiempo de las fusiones. La boda anunciada de la Sexta y Antena 3, y la inminente de Telecinco y Cuatro. Solo dos empresas se repartirán la tarda televisiva a nivel nacional. Ya no serán dos canales, sino de verdad dos cadenas con seis canales de emisión cada una, y con posibilidad de dedicar alguno al pago. De esta manera los dos grandes tendrán capacidad para optar a los caros contenidos que aseguran audiencia (eventos deportivos, cine americano, producción de series de ficción y tv movies), para mantener a raya las audiencias de los recientes intrusos en el campo de la tele gracias a las licencias digitales. Y sobre todo para capear unos años mas al poderoso enemigo que acecha a la televisión, la emisión libre y múltiple de contenidos audiovisuales por la red. Así pues, mas televisión pero mas concentrada para sostener a un medio cuya vida futura se adivina menguante.

16.12.09

REGRESO AL SAHARA

Sabemos que la memoria puede jugar malas pasadas. Tanto por lo que no se recuerda cuando se necesita, como por el asalto imprevisto de algún momento aciago del pasado. Estábamos en el trance de la recuperación de la “memoria histórica”, cuando se ha venido a sumar el desierto a las cuentas todavía sin saldar. Ahora solo vemos el desierto en las películas, pero hubo un tiempo que era parte de nuestra geografía. Primero se dejó el protectorado sobre Marruecos, después se cedió Ifni y finalmente se salió por pies del Sahara, que acabaría dividido entre marroquíes y mauritanos.
La televisión nos pasea ahora, gracias a la activista Haidar y al caso de los cooperantes secuestrados, por un territorio en nebulosa. No en vano fue materia reservada, asunto prohibido para la prensa durante el franquismo, y ha sido poco frecuentado por los medios desde entonces. Como si nadie recordase a los representantes saharauis que se sentaba en las Cortes. Como si no supiésemos que allí ha seguido hablándose español. Hay una leve excepción. Los comediantes se suben a la caravana una vez al año y se van con sus películas españolas a dar ilusión y noticia del ahora a los niños, mujeres y hombres que deambulan entre arenas y polvo en los confines del Sahara. Los mismos que estos días han viajado a la vecina Canarias para ofrecer su apoyo y solidaridad. Pero ni siquiera el cine o la televisión han sido pródigos en tratar el caso de estos desheredados de la tierra, ni en utilizar para guión la tragicomedia en que devino el rápido abandono franquista de la colonia de los fosfatos.
Decía Paul Bowles que en “el desierto no hay memoria”. Será por eso que solo obligadamente volvemos allí nuestra mirada. Sin duda es el momento de ir mas allá de la noticia puntual y dedicarle un buen guión o una mini-serie. Sin estas revisiones quedará otro hueco en nuestra memoria histórica, difícil de saldar. Sirvan de hoja de ruta las quinientas paginas de los “Estudios saharianos” de Julio Caro Baroja en las que ya apuntaba premonitoriamente que “en la vida diplomática resulta con frecuencia que el que parece que va a hacer una cosa hace otra, y que el que acierta se equivoca”.

9.12.09

CUADERNOS Y ALTARES

Ahora la Constitución es de todos, pero hubo una fecha de la Transición en que fue exclusiva. Una gran exclusiva periodística en aquel momento de cambios y novedades. Fue el semanario “Cuadernos para el dialogo” el que tuvo la fortuna y el olfato de conseguir el borrador, gracias a los buenos oficios de Sol Gallego-Díaz, Federico Abascal y JL Martinez, que publicaron los primeros 39 artículos en el numero 239 fechado el 26 de noviembre de 1977.
Seguro que la exclusiva se obtuvo por las buenas conexiones de su director, ese hombre afable, listo y prudente que fue Pedro Altares. Se ha despedido de la vida justo en esta fecha de aniversario político y periodístico, como si no quisiera desprenderse de ese don de estar donde se debe estar y en el momento oportuno, como los grandes del periodismo. Bajo el manto de Altares se cobijaron algunas de los mejores del oficio en aquel momento: Luis Carandell, Vicente Verdú, Estefanía, Prieto, Jose Luis e Ignacio Martinez….Tan importantes o mas en la “venta” de la democracia que los padres de la Constitución.

Como todo fluye y nada cambia, es curioso constatar que en ese numero histórico que conservo, el editorial se dedicaba a la televisión, pidiendo la salida de su entonces director general Rafael Anson bajo el titulo “Por una televisión no camaleónica”: “Muchas cosas tienen que cambiar en el país. Pero el fenómeno televisivo debe ser radicalmente transformado”. Miramos en el retrovisor y pensamos que largo ha sido el camino del cambio, y que caliente sigue siendo el sillón del responsable de la televisión pública. Recoge también la revista un suelto comentando la indignación de un periódico conservador por la actuación en la pequeña pantalla del cantante Luis Pastor señalando “las abundantes muestras de marxistización ofrecida por TVE”. Desde entonces estamos en la división de opiniones sobre todo lo que se mueve en el cuadrilátero catódico. Altares terminó cubriendo todos lo medios, y presentando informativos en la televisión, destilando en las ondas aquel perfume de Cuadernos que nos ayudo a ser mas libres desde la Transición.

6.12.09

ENREDADOS

Es imposible poner puertas al campo. Es la mejor metáfora terrenal que puede aplicarse al mundo galáctico de las redes. Y no es porque los limites no se puedan marcar con muros o alambradas, sino porque la vida propia del campo, con sus hierbas, sus flores o sus animales es un ecosistema tan vivo que no se puede controlar. A no ser que se recurra a la medida extrema de la tierra quemada
El milenio ha traído la implantación de un artefacto de comunicación global, que ha alterado en un tiempo record los modelos de difusión y acceso a la información. Tambien ha promovido cambios mas profundos. Escribía Lewis Mumford que “la pasiva dependencia de la maquina, que ha caracterizado grandes secciones del mundo occidental en el pasado, era en realidad una abdicación de la vida”, Para añadir que “una vez que cultivásemos las artes y la vida directamente, la proporción ocupada por la rutina y los instrumentos mecánicos disminuirá de nuevo”. La nueva tecnología digital se ha hecho tan dúctil, que las formas de “estar en la vida” de los ciudadanos van tomando esa dirección. Ciudadanos libres con tecnología en sus dedos para comunicarse con cualquiera, a cualquier nivel. Video, voz, archivos, música, bibliotecas virtuales,…el mundo entero en su rendición digital, creando un nuevo tipo de sociedad
Con el solo límite del abono para la conexión, el ciudadano digital puede escribirse en tiempo real, llegar a casi cualquier casa del plantea con sus mensajes o su imagen, tener acceso a todo lo susceptible de ser digitalizado, etc. Conquistada desde el principio, quizá por ser consustancial al sistema, la libertad de acceso de todos y todos al mismo tiempo se da por supuesta en esta nueva plaza publica global. Y así debe permanecer porque es igual al aire o el agua que necesita esta nueva sociedad.
La tentación totalitaria de los gobiernos por condicionar los accesos a la red nos retrotrae a tiempos como los vividos bajo represión , sea en la España franquista o bajo el comunismo en China o en Centro Europa. Limitar o hurtar información conduce a sociedad controladas y finalmente no libres.
Si el problema de base es que en la red se exponen mercancías ilegales, dudosas o robadas…que se ataque en origen esa situación, como en cualquier mercad. Penar a los supuestos piratas por usar el mas democrático de los medios no tiene sentido alguno en una sociedad libre. Los usuarios de la red saben lo que pueden tener y lo piden. Son la gran base actual de la opinión publica. No solo opinan, se activan a través de sus paginas web, sus correos masivos, sus redes sociales, sus blogs…El mayor enemigo para un poder establecido….o el mejor colaborador. Dejemos la libertad en las redes y estaremos dejando que el nuevo milenio se constituya a su manera y no bajo viejos patrones, para no perder el ritmo de la historia y la libertad.

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.