24.9.16

JULIE CHRISTIE, un sueño real



 


Y Julie se hizo verbo y carne. Descendió de la pantalla, angel corpóreo, para aparecer luminosa en la Segovia otoñal.  Es ella. Su voz envuelta en verso, su mirada plena de seducción. La descubrí en un viejo cine-teatro de la Plaza Mayor y regresa a mi presente- me pellizco la piel -mas grande que en la versión original. Transfigurada en ella misma. Aquella musa de la musas, desciende a nuestro cielo a la luz de esta tarde otoñal. El sueño es realidad.

"En un viejo teatro de la Plaza Mayor de Segovia proyectaban Doctor Zhivago. Persiguiendo los ojos de azul celestial de Julie Christie, mi vista se perdía por las nevadas avenidas moscovitas. El deseo aumentaba. La película de David Lean tiene un metraje considerable y, aunque se hacia la hora para volver al internado, yo no podía moverme de la butaca. Julie/Lara y Rusia entera me tenían subyugado. A ritmo de balalaika revoloteando todavía en mis odios, me recorrí el Acueducto al trote para evitar el castigo por quedarme mas de la cuenta en un lugar que al menos en el cine no parecía prohibido. Pasarían muchos años hasta que puede pasear físicamente por las calles moscovitas, y unos pocos menos hasta conocer que la atrayente geografía de Doctor Zhivago me había jugado una mala pasada. Nada es lo que parece en el cine, y en este caso lo que cautivo mi ojo resulto ser una geografía mas cercana y conocida de lo que hubiera pensado. Parte del film de David Lean estaba rodado casi allí mismo, donde yo lo vi hecho cine: en tierras de Segovia, en campos de Soria y en calles y decorados de las afueras de Madrid. Tal des-ilusión no hizo sino acrecentar mi interés por el viaje a un destino donde los envites de la Historia habían sido tan fulgurantes y dramáticos.” Por fin pisé aquellas calles. Las del Moscu soviético, y las del Moscu actual. 
Pero aquella musa de la pantalla seguía siendo como un sueño irreal. Hasta hoy. Julie, en carne y hueso, la misma voz, los mismos ojos, el mismo sueño. Hecho realidad.





23.9.16

Gil-Ordoñez dirige la OSRTVE con música del maestro Revueltas


La Orquesta Sinfónica RTVE participa en el Festival México se escribe con X, que se celebra del 13 al 30 de septiembre. El maestro madrileño Ángel Gil Ordóñez será el encargado de dirigir este conciero con un monográfico dedicado al compositor mexicano Silvestre Revueltas. En el repertorio sonarán algunas de sus canciones interpretadas por la soprano Pilar Jurado, la obra sinfónica Sensemayá, y la banda sonora de la película Redes. También participa como narrador el escritor Jorge F. Hernández


La primera parte del programa comienza con La Adelita y La Valentinade deSilvestre Revueltas, con arreglos de Rosino Serrano, inspiradas en la revolución mexicana e interpretadas por la soprano Pilar Jurado.  El concierto continuará con Duelo, del Homenaje a LorcaCaminando, sobre un poema de Nicolás Guillén y la obra orquestal Sensemayá en su versión original.
Tras el descanso, se podrá escuchar la banda sonora completa de la película Redes, compuesta por Silvestre Revueltas en 1936. Ángel Gil-Ordóñez junto con el musicólogo y escritor Joseph Horowitz fueron quienes rescataron del olvido esta histórica película que describe las duras condiciones laborales de un pueblo de pescadores de Michoacán en el México posterior a la revolución.

22.9.16

LAS “REDES” DE REVUELTAS Y STRAND


Angel Gil-Ordoñez, Antonio Caño,director de El Pais,la embajadora de México, los escritores Muñoz Molina y Jorge F. Hernandez, Martín Domínguez y el consul cultural de México en España.


PRESENTACION DE LA EDICIÓN DE  “REDES”,
 A CARGO DE ANGEL GIL-ORDOÑEZ,
EN CASA DE AMERICA EN MADRID


REDES. 1936.
Paul Strand, Silvestre Revueltas,        
Dir. Fred Zinneman,  Emilio García Muriel.

            El cine nunca ha sido solo imágenes. Ni en los tiempos del cine mudo.
            La música siempre estuvo ahí, haciendo un maridaje para convertir el montaje cinematográfico en película.
            A veces fue un mero acompañamiento de pianola en directo en la misma sala de proyección. En otras, como esta que nos ocupa, la música compuesta expresamente, conseguía dar el tono definitorio a la historia.

            Angel Gil-Ordoñez  lo sabe muy bien, y ha hecho una nueva cata arqueológica sacando a la luz una verdadera joya musical y cinematográfica.

            REDES, conocida en ingles como The Wave, es una pieza única, aunque incrustada en el cine social y de compromiso de los años 30.  Tiene sus precedentes en los maestros del cine documental, en el aire antropológico de las películas de Flaherty como Nanook, y en la nueva visión estética del ruso Vertov y su “Hombre con la cámara de cine”. Emparente tambien esta obra con el “Tierra sin pan” de Buñuel, que coloca al cineasta ante lo irrepresentable: la miseria.
            Angel  Gil-Orodoñez ya ha rescatado para las audiencias de hoy otros clásicos gestados durante el New Deal, en los que el mago de la imagen Paul Strand ya estuvo implicado. Y ha traído al presente la música de Aaron Coplandh y Virgil Tompson.
            El México postrevolucionario fue un imán para los creadores al norte del Rio Grande, que encontraron allí una gran fuente de inspiración y de acción.
            Buscaban un mundo sin muros, de colaboración, y así se entiende que se juntasen estas fuerzas creativas de primer orden. Strand, sobre todo fotógrafo, pero también cineasta, está en la cumbre de la fotografía norteamericana, junto a su mentor Alfred Stiezglitz. Los codirectores, Zinneman y Muriel, estaban en el punto de partida de unas carreras rutilantes y prolíficas. Y Narciso Revueltas ya era el compositor mas original del momento, muy considerado tambien en Estados Unidos. Zinemman dirigió desde High noon (Solo ante el peligro) a De aquí a la eternidad. Muriel fue también un prolífico director de películas populares.
            Tuve la fortuna de rodar en vida a Paul Bowles, en 1990 en Tanger, el escritor que antes había sido compositor y que decía que “su alma era la música”. En su revisión vital hablamos del viaje a México ese año, el 36. Aaron Copland le recomendó visítar a Revueltas y le dio una carta de presentación. Cuando llegó al conservatorio junto al Zócalo, le encontró en pleno ensayo del Homenaje a García Lorca.
Así le describe Bowles. “ Me sentí golpeado inmediatamente por la luminosa textura del sonido orquestal. Tras la actuación le presente la carta, y me sentí de nuevo impresionado: esta vez mas profundamente, por las cualidades del propio hombre. Tenía una cara realmente noble, con uno de los lados surcados por una terrible cicatriz, con una expresión de imposible puridad. Una puridad mantenida al coste de la propia vida. Un incurable alcohólico, vivía la mitad del año tirado en la cuneta. Cuando le conocí había llegado prácticamente al limite. Murió al año siguiente de conocerle.” Revueltas y México resultaron de gran inspiración para el autor de El Cielo protector. Recuerdo los acordes mejicanos de su obra El bejuco o El viento permanece, inspirado en la obra lorquiana, que presentó en el Moma de Nueva York con Libby Hollman y Merce Cunningan.
            Revueltas impresiona a todos por su vida al limite, pero fundamentalmente por sus calidades musicales. En REDES hay una feliz consonancia entre la banda sonora y la exquisita fotografía de Strand, que eleva la dignidad de los pescadores hambrientos. Algunos planos, como el del lanzamiento de las redes, quedan para los mejores anales de la fotografía en el cine. Al igual que en sus fotos, Strand le da al rodaje un aire limpio, transparente, virginal. Cada plano es una joya visual. Acentúa los contrapicados para resaltar la dignidad de los pescadores. Y pone la cámara al límite en el rodaje de las barcas y hasta en planos subacuáticos, tan raros para la época.


            Todos ellos, Revueltas, Bowles, Strand…volverían a estar unidos por la tragedia de la Guerra Civil española, colaborando  separadamente en diferentes proyectos cinematográficos, Como “Corazón de España”, con montaje de Strand o “Porque luchamos en esta batalla”, musicado por Bowles. Tambien Revueltas viajo a la España en guerra, acentuando su desolación personal. Fue el hachazo final para una vida de sueños y miserias

            Otra película especial de este periodo de la guerra civil “The Spanish earth”, también tiene una base social, protagonizada por los agricultores de Fuentidueña de Tajo, equivalente a los pescadores de Alvarado. Inspirada por el guion de John DossPassos, fue filmada por Joris Ivens. Curiosamente el primer trabajo de Ivens, RAIN, emparenta con la cuidadosa filmación de Paul Strand, que enfrenta la dificultad de los planos de agua, de las olas y el movimiento de los barcos, con una maestría que la encumbra entre los clásicos.

Por todo ello, este rescate de “Redes” es  tan necesario y tremendamente valioso. Tiene un lugar mas que destacado en la historia del cine y de la música.

REFERENDUM DE PAGO

REFERENDUM DE PAGO Cuente lo que cuenten (de contar) las urnas, pase lo que pase en la calle, será la interpretación del resultado lo...