31.5.10

SOL GALLEGO-DIAZ, PREMIO CIRILO


Pasea su maestría en el oficio, con la tranquilidad de quien está siempre en la tarea. Si algún piropo se puede dar a su periodismo es el de honestidad, la base de la profesión. Profuniddad y calidad de escritura acompañan todos sus trabajos. Ahora desde Buenos Aires, antes en Londres, Bruselas,... o en Madrid. El Premio Cirilo Rodriguez reluce ahora con Sol.

25.5.10

LOST. SE BUSCA


    Un inconveniente del éxito es que nos suele hacer esclavos del mismo., En los grandes artistas, la repetición deviene en estilo reconocible del que es imposible apartarse para seguir triunfando. Entre  los creadores de televisión, como son los guionistas de series, la repetición se denomina oficio. Las productoras terminan obligándoles a dar vueltas en espiral al mismo argumento  para contar siempre la misma historia, capítulo tras capitulo. El cuento de nunca acabar. Aunque tengas previsto un final, si los trece capítulos  superan el listón de audiencia, las televisiones se ven abocadas a la renovación,  y los guionistas y directores se encuentran con que su historia perfecta se tiene que convertir en chicle. El ejemplo perfecto lo tenemos en la recién concluida Lost /Pérdidos que ha ido ampliándose temporada tras temporada. Para mantener el empleo, los guioistas han tenido que forzar su imaginación, metiéndonos a todos en un mundo casi imposible para seguir fascinándonos con la falta de salida de la isla embrujada. Convertida en serie de culto, la audiencia se convierte de paso en un grupo activo que anda buscando su propio final al guión interminable.
    En este mundo globalizado y digitalizado, el tiempo se ha comprimido y la serie también ha marcado un hito al emitir su final simultáneamente en mas de cincuenta países-mercados.  En oras épocas nos unían las lenguas o las religiones, ahora se forman nuevos grupos gracias a la fe en una ficción interminable.  La serie emblemática de esta década lleva además un título digno de ser definitorio de la misma. Perdidos estamos entre el disloque financiero mundial, navegando a la deriva bajo una nube volcánica y en mares encharcados por la última mancha de petróleo. Perdidos estamos en medio de la maraña de la política profesionalizada y  con el estado del bienestar en entredich. En tal circunstancia,  los ciudadanos-audiencia se verán como protagonista de la serie, con el grito al unísono de “se busca salida”. Finalmente quizás hasta lleguemos a atrevernos a ser guionistas de nuestro propio destino.

22.5.10

MANIOBRAS DE DISTRACCION

Ahora que todos somos un poco o un mucho más pobres por la pérdida del empleo o del valor de las acciones, el aparato esquizoide que preside nuestro salón ha descubierto que lo que vende es enseñar la descarada vida de las ricas y famosas. A peores tiempos, mejores caras. Mejor verlas a ellas en La Sexta asomarse con descaro y despilfarro, que ofrecer en directo el debate del Congreso sobre el hundimiento económico. Ya se sabe que las películas con final triste no venden. Será por eso que la tele nos ahuyenta de la crisis que no fue, convertida finalmente en debacle, a base de este tipo de escapismo. En definitiva, si el dinero ha volado sólo queda volver a soñar con él. Si la vida se nos hace deprimente, veamos éxitos deportivos, finales de liga ardiente, carreras de coches imposibles, partidos de tenis con victorias españolas. Sin duda la tele es ya nuestro mejor analgésico. En cambio la pantalla grande, viendo el hueco abierto, quiere dejar atrás su fama de mero instrumento de entretenimiento para entrar con sus guiones en el meollo de la crisis.
En el Festival de Cannes, Oliver Stone pone su mirada ácida sobre Wall Street avisando desde el título que 'El dinero nunca duerme'. Y un nada inocente Ridley Scott nos trae a primer plano la leyenda viva de Robin de los bosques, para alentar la lucha de los desposeídos contra los tiranos que rampan con sus dineros a base de subir impuestos. Son las muestras más espectaculares, pero no las únicas, de un panorama cinematográfico que ha decidido de forma clara meter el dedo en el ojo. Como el documental danes sobre la guerra de Afganistán ARMADILLO, o la polémica pelicula argelina FUERA DE LA LEY, o incluso el BIUTUFUL de Iñarritu y Bardem... Valgan las muestras para recordar que hacer entretenimiento, a base de guiones con suspense y rodajes de gran acción, no equivale a hacer escapismo. Convertidas las noticias en pequeñas píldoras llamativas para levantar audiencias, han ido perdiendo su función de conectarnos con lo real. Pasada la era en la que la televisión era considerada como un medio informativo, ha devenido en vía de distracción. Soñemos al menos que vuelve la pantalla grande para tomarle el relevo.

11.5.10

FESTIVAL DE SEVILLA. 2010


SEVILLA 
celebrará su 
Festival de Cine Europeo 
del 5 al 13 de noviembre. 

Potenciará los encuentros profesionales, 
con HOLANDA  como país invitado, 
con sus últimas producciones en la sección WILD TULIPS. 

El cartel de la próxima edición los creará 
el director y pintor galés PETER GREENAWAY

LA INUTILIDAD DEL PIXEL


    Quedará para los anales de la historia televisiva que el signo mas visible de la digitalización del sistema se visualizó con el pixelado de la derrota del Barça en la Champions. El partido no se disfrutó en Madrid, pero todos fuimos conscientes de que ya no era la nieve la que sustituía a la imagen, sino cuadritos de colores generados  por  la fuerza oculta de la galaxia digital. El otro elemento diferenciador de la era digital es la reaparición de la radio televisada, vía Gabilondo o la tertulia de Intereconomía. Un regreso al pasado. La regresión es incluso mas palpable en la madrugada, donde la marcha atrás llega a convertir la televisión  en teléfono para concursar en una sopa de letras. El medio ha cambiado para seguir dando lo mismo. Del “Mira quien baila” pasamos al “Mas que baile”, de “Cuéntame” a “Cántame como paso”. Empresas y programadores aducirán que no hay masa critica para alterar el modelo. Las cadenas ganas mas dinero haciendo lo mismo, y los telespectadores ven mas televisión, porque la crisis les ata al sillón. Quienes se frotan las manos, desde el otro lado, son Internet, You tube y las descargas,  porque la televisión sigue siendo tan analógica en contenidos como siempre. Así las cosas, la interactividad, el 3-D o la Alta definición televisiva parecen atracciones de feria lejanas. Será otra vez el fútbol, dominador  del campo de dieciséis novenos, el que traiga las delicias digitales tridimensionales o en HD con el mundial de Sudáfrica. Fue el balón el que puso el color a los televisores con el mundial de España. Ahora se repite la jugada, para dejar claro que la tele esta en nuestras casas para cantar, bailar y pegarle a la pelota. Parece que el único beneficiario de esta transición hacia lo mismo, sea el rey Abertis, controlador de la red de transmisión, que ha encontrado su gran zona de sombra en el partido de fútbol omitido. Si en lugar de Madrid, el sombreado lo hubiese padecido Barcelona, entonces si habríamos tenido un problema por la inutilidad del píxel. Incapaz de traer algo nuevo, además nos hurta lo habitual.

4.5.10

SHANGHAI 2010. UN CUENTO CHINO


Envuelta en galas de acero y luz digital, Shanghái ha desplegado su nuevo embrujo por las pantallas de la aldea global, colocándose como primera dama de las megalópolis. La Exposición Universal aparece ante los ojos del mundo como el colofón mágico  de un cuento imposible. Cuando los japoneses la tomaron por fin en 1941 pudieron constatar como la urbe del comercio y el arte estaba reducida casi a cenizas. Su esplendor de los veintes y treintas había sido machacado. Aupada en su puerto, Shanghái intentó rehacerse. La pesada losa del inoperante maoísmo- combatida siempre por la inteligencia local -solo la hizo crecer en población, que no en capacidades. Las últimas décadas la han vuelto a relanzar: por arriba, con sus rascacielos que compiten con Hong Kong y Nueva York; y por abajo, con sus galerías, clubes y comercios. Igual que Peking se presentó renovada ante el mundo con un show olímpico, Shanghái ha jugado la carta del parque de atracciones universal. Una mezcla de retos arquitectónicos y películas digitales. Dos artes que son el haz y  el envés de un mismo concepto: el uso imaginativo del espacio.


Recuerdo con ilusión el momento de presentar a los directivos del evento - unos meses antes de la inauguración de la Expo de Sevilla - la película que nos habían encargado realizar para su promoción. .Al final de la proyección de “La Fiesta Universal” rompieron en aplausos. Habían visto su sueño culminado,  cuando el país entero pensaban que el proyecto era quimérico. Los operadores de videos borraron día y noche grúas de los planos rodados,  en maquinas digitales menos avanzadas que las actuales, para adelantar virtualmente lo que sería realidad. La alianza del cine y la arquitectura hacía el milagro. Ahora, se han unido el edificio cesto de Benedeta Tagliabue con los fotogramas de Carlos Saura, Isabel Coixet, Basilio Martin Patino y Bigas Luna para que España sume en el calidoscopio de la nueva capital de las sensaciones espaciales. Así se ha completando el mas fantástico cuento chino jamás contado, para que  Shanghái sea la imagen del futuro-presente

3.5.10

FISH TANK, ANDREA ARNOLD

ANDREA ARNOLD durante la presentación de FISH TANK, en el FESTIVAL DE SEVILLA.
La película formó parte de la SECCION OFICIAL SEFF 09 y del panorama del nuevo cine británico, NEW BRITS, proyectandose en la gala dedicada al mismo.

REFERENDUM DE PAGO

REFERENDUM DE PAGO Cuente lo que cuenten (de contar) las urnas, pase lo que pase en la calle, será la interpretación del resultado lo...