29.3.17

Funeral Hiro Hito Japón 1989


CRONICAS DE LOS FUNERALES DEL EMPERADOR HIRO HITO, en la cobertura para TVE desde Japón, que incluyo la retransmisión en directo del funeral con mayor asistencia de jefes de estado y de gobierno del siglo pasado. Fue un día nublado y oscuro acorde con el triste evento.

25.3.17

INCIERTA GLORIA






Devoto de Agustí Villaronga y desconocedor de la grandeza literaria de Joan Sales,  decidí ver INCIERTA GLORIA con disposición para ser sorprendido y ganado para su causa. Pero los logros del rodaje y de la dimensión mistificadora del guión no aúpan la película a un lugar destacado en el muestrario del cine guerracivilista. La obra naufraga en el terreno pantanoso del melodrama, pesando mas las claves del novelón decimononico que la fuerza del revisionismo bélico español. Tampoco en ese campo hay aportación alguna, refugiándose en tópicos mas que manidos. A veces una halo mágico parece querer insuflar aire a esta historia rodada con esmero, pero el souflé nunca sube del todo y se desinfla mas alla de la profesionalidad en la dirección y ciertas aportaciones actorales de Nuria Prims y Orial Pla, pero sobre todo de Luisa Gavasa. Esperábamos mas y nos topamos con una cierta derrota. Quiza sufra la película del dilema entre la gran dimensión y la profundidad de las historias personales que no se resuelve finalmente a favor de ninguna. Los grandes recursos realmente ambientan un cierto vacío.

15.3.17

MACUA Y EL CINE DE COMUNICACION XXI



LOS MECANISMO COMUNICATIVOS DEL CINE DE TODOS LOS DIAS es el libro de Javier Macua y el colectivo Marta Hernandez que recoge las “criticas estructurales” que hacia 1975-76 publicaron en la revista COMUNICACION XXI, una pionera en estos y otros estudios que tuve el honor de vivir como jefe de redacción, junto a Jose Antonio Martín.


 


Ayer se presentó en la Filmoteca una compilación de aquellos trabajos “pioneros y singulares” realizada por el profesor Asier….. para la editorial, junto con otro libro de linea similar firmado por santos Zunzunegui.
La distancia ya no es olvido, sino lo contrario, un reconocimiento del  importante y singular  trabajo realizado en el campo del análisis cinematográfico, y yo diría de la comunicación de masas y la semítica por extensión, a traves de aquella revista tan bonita como importante en su dia.

Junto a Macua y el colectivo, escribían también de cine Roman Gubern o Domenec Font, Vazquez Montalban, Miquel de Moragas Aurelio Orensanz, Miguel Angel Aguilar, Pedro Sempere o Antonio caro.

Jose Antonio Martin fue el emprendedor que pasó de la publicidad y los controles de audiencia a fomentar la colaboración de los mejores en los incipientes estudios sobre medios para ahormar una revista bellamente maqueada por Alberto Corazon y posteriormente por el Grupo Barro y Javier Romero.
Ayer lo celebramos en la Filomoteca, con macha y con Jose Antonio, con otros lectores de entonces y con profesores que la descubren hoy. Que siga viva.

Comunicación XXI fue pionera en muchos sentidos. Nuestro Wired de los 70. Su huella queda ahí fuerte e importante, como bien muestra este libro recopilatorio sobre una forma inédita  y singular de hacer critica de cine.

14.3.17

LOS "GLORIOSOS DEFECTOS" DE RIBALTA




Ribalta nos reunió a un grupo de compañeros y amigos, Joaquin Diaz, Paco Ortega , Rafael Fraguas y yo mismo para presentar en Madrid su Cants and Encants, bellísimo disco, en el que el Ribalta de siembre quizá sea mas dulce que nunca.
Esta fue mi intervención:


"Como de un amigo todos contamos las cosas buenas, yo creo que lo propio sería que alguien- yo mismo –saque a relucir sus defectos. Quizás yo les amplifique, porque yo conozco sobre todo  al Ribalta Mundial, al que de verdad se ha pateado los caminos, desde Paris a  Nueva York, donde nos hemos ido tropezando el uno en el otro, siempre con la música y la poesía como argumentos de vida.
Pero vamos al asunto:  a los defectos de Ribalta:
-       Ribalta es un testarudo. Un cabezota que diría un castizo. Si se empeña en algo, lo hace. No se le pone nada por medio. Ni un océano le para. Llegó a Nueva York, supo que allí estaban las Naciones Unidas, y no paro hasta cantar allí, para el mundo entero. Un concierto memorable, por cierto.
-       Ribalta es un absoluto perfeccionista. Hasta extremos indecibles, Que lo digan sus músicos, o los poetas a los que música a los que les da la brasa hasta el limite, porque hay que conseguir la absoluta concordancia entre el fondo del texto y su arreglo musical. Por eso sus discos rayan en la perfección y sus conciertos son hondos y medidos.
-       Ribalta dice las cosas a las claras. En estos tiempos de gente meliflua y verdades a medias, el señor Ribalta tiene el gran defecto de “cantar las verdades”. Unos dirán que está loco, otros que es un hombre cabal.
-       Hay mas. Ribalta es un enfermo de la amistad. Es amigo de sus amigos. Le conozco desde hace casi cuarenta años y no consigo despegarme de él….ni yo, ni nadie que le conozca, porque a pesar de ser tan alto, tan grande  es realmente como un pequeño osito entrañable, que entre gruñido y gruñido se hace querer mas. Y si todavía te resistes, se pone la gorra de capitán y te da un paseo por la ría hasta que sucumbes.

Yo efectivamente conocí a Ribalta de juglar por el mundo. En medio del acelerón de modernidad que traían los años ochenta, Xabier Ribalta apareció en los Estados Unidos, con la guitarra al hombro y su voz de tenor. Hablaba y hablaba de poesía, de sus poetas catalanes tan queridos. Y nos los cantaba o nos ponía un disco de aquellos a 33 revoluciones. La suya parecía una causa perdida: poesía musicada en las tierras de Michael Jackson y Cindi Lauper. Música sin efectos, cánticos a capela.
En aquellos tiempos, como en estos, Ribalta tenía muy clara su misión, su voz y su música. Y los públicos que lo necesitaban, que lo esperaban,  también lo tenían caro.
Por eso terminó recorriendo América, la del Norte y la del Sur, de costa a costa, de local en local, de universidad en universidad.
Y de paso- para contar algún secreto –tambien caía entre canto y canto una langosta de Maine, en el restaurante del gallego Frank en la primera avenida. Donde también compartimos cartel con Alberti, cuando la prohibición de entrada a los comunistas dejo de aparecer en los papeleos del visado…. Aunque quiza haya vuelto otra vez, que aquella América de la libertad nos la están cambiando.


Gracias a un hombre constante y testarudo, aquí estamos hoy fieles a su música y lo que es mas importante, o quizá sea lo mismo, fieles  a su amistad. Hemos hecho buenas migas en el viaje por América o en el París de su aventura iniciática. Y siempre, con él,  la poesía catalana, la música francesa, el manjar asturiano, la amistad americana. Xabier  es tan grande, que abarca el mundo entero. Para acabar solo le pido- además de seguir cantando -, que insista en sus “gloriosos defectos”.

12.3.17

XAVIER RIBALTA, CANTS i ENCANTS






Contempla el guerrero el final de la batalla, y en lugar de recordar pasajes heroicos, momentos de empuje o timbres de gloria, lo que viene a su mente es el placer del tiempo de la felicidad, cuando el murmullo del aire se hace música solo con oírlo.

La voz de trueno hecha de terciopelo, la voz de Xavier Ribalta entonaba himnos épicos, cargados de intención ("No pasasrem, y si passeu…”) que llenaban la atmósfera de vitalidad y ganas de comer futuro. Y tantos años mas tarde- los que medimos en amistad y buenas historias -regresa una vez mas con el don de su voz para todos, y nos regala un tiempo aterciopelado, el de la madurez, envuelto en olas de miel.

Medio siglo, cincuenta años lleva Xavier haciendo de juglar por el mundo entero, siempre “fidel a la lengua dels meus pares”, y siempre aventando poesía con las notas adecuadas.

Con tantos mares recorridos, nuestro juglar siempre hombre de mundo, se ha hecho mas sabio todavía. Sabe que solo el cariño y la amistad curan al mundo, y ha encontrado en los versos de  Josep Piera y la música de Ramon Andreu la formula de comunicarlo, “entre la luz y la sombra de que están hechos los hombres”.

Como si un verso le cerrase el circulo de sus pensamientos, nos dice ahora que “con canto de estilo ahora canto, como cantaba el pueblo antes. Canto las penas amargas, porque así se me vuelven dulces. Y es que cantando, yo me encanto”.

Y nosotros con ellos, con el poeta, con el músico y con el cantante. Nos encantamos con su canto, que es el mas hondo, el del pueblo de siempre, el del corazón y la memoria.
Esta voz de trueno envuelta en terciopelo nos persigue por años y años, y nos suena cada mas plena y mas dulce. Viene de lejos, y nos llevara mas lejos aún.  Con el canto y el encanto.

2.3.17

NUEVAS DISTINGUIDAS DE LA RIBOT. Danzas caníbales


danzas caníbales.
 para este inicio tan visceral del milenio

Es tal la naturalidad y el desparpajo con el que va por la vida, y son tan claras y potentes las propuestas que lanza, que Maria La Ribot necesita darle un poco de misterio a su puesta en escena para que lo que nos dice a voces nos entre bien dentro.

Hubo que aventurarse en un ascensor que avisaba sobre la libertad de movimientos en escena pero la prohibición de móviles, esperar ante una puerta  bien cerrada y por fin entrar a una sala oscura, suelo negro, paredes negras y un bulto como una montaña, en el medio del espacio, también negro.
Y cuando empezó la función por una esquina detrás de aquella mole, 
hubo que ir a buscar a los interpretes, difíciles de escudriñar, envueltos en mallas, tapadas sus caras. Se abalanzaba uno sobre otro en posturas procaces e inversoimiles, le agarraba de la piel, 
se la extirpaba y con una tijeras se la cortaba,
Se alternaba uno y otra en los cortes, y daban a enteren que iban poseyendo su piel, solo su piel por tiempos…Y después cambiaba la pareja y seguía el mismo rito. Usando al otro o buscando su esencia, como si la piel fuese el primero y ultimo reducto de la mismidad que nos queda y que damos al otro. Asi entre penumbras como un sonido de maquinaria galáctica, la nueva propuesta de la Ribot nos hizo sentir pequeños en la galaxia de los seres que recortan pieles.
La piel como memoria del acto. Cortada/perdida. Guardada/memorizada. 

Después llegaron otros piezas en las que se establecían rayas sobre el cuerpo. Limites o marcas para establecer un patrón sobre la piel donde poder cortar, una y otra vez, para demostrar que somos seres de repetición. Les abrían en canal, a tijeretazos, para ver su autentico interior.
Al final, con  los protagonistasvestidos formalmente  hasta el cuello, una tinta sangrienta terminó pintando los cuerpos de trio en escena, a golpes de mano de la Ribot, que se ha hecho mas cruda, menos condescendiente en sus propuestas. Parecen unos cuentos o danzas  caníbales apropiados por este inicio tan visceral del milenio

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.