29.9.17

REFERENDUM DE PAGO

REFERENDUM DE PAGO




Cuente lo que cuenten (de contar) las urnas, pase lo que pase en la calle, será la interpretación del resultado lo que valga. Y la mejor del “proceso” catalán es que no hay que esperar, porque ya todo está contado de antemano. Solo resta el rito de la rueda de prensa habitual, con los datos que serán de victoria.
No existe campaña del no, tampoco hay manera de contar algo discrepante en Cataluña. Y si alguien se atreve, como El Periódico de Catalunya es linchado por el gobierno, la calle alborotada y hasta otros medios.  Tampoco poca receptividad para el sí en España. Son dos espacios que no se escuchan,   así que hecho ya esta todo hecho: pero sin duda será importante saber que se dice, como se dice, la interpretación y la última palabra,.
Lo mas singular en este proceso donde hay mucho diseño y  mucho relato establecido de antemano  es que la ultima palabra habrá que pagarla. El centro de prensa del referéndum es privado, lo pone Mediapro (la productora del fútbol y la socia de la Sexta) la empresa de Jaume Roures que anuncio una cuota de  DIEZ EUROS POR PERIODISTA para entrar en su recinto.
Para escuchar a Junqueras- mañana mismo -o al consejero de justicia catalán y los que aparezcan hasta el domingo….hay que pasar antes por caja. Unos diran que eso es muy catalán (estereotipado), y otros que es la forma de controlar quien entra y quien pregunta, porque en este "process de hacerse libre" todo esta o debe estar controlado. Sobre todo el resultado y se ve que también las opiniones que se pueden recoger sobre el mismo.

Ya en la primera consulta, la de Mas antes de ser destituido por la Cup y por los Tribunales, la interpretación del resultado fue la que fue: “hemos ganado los convocantes ”, por resumirlo de alguna manera. Ahora el resultado se anunciará vía pago, como sus televisiones futbolísticas. Roures tiene fama de no dejar una peseta catalana suelta, y ademas parece que tiene que rendir tributo a los que le auparon al control de los negocios deportivos. Aquel chico de la redacción de deportes de la TV3 - ahora la cadena de los indepes, altavoz imparable del referéndum   -, salió de la misma para ser el que vendiese los derechos deportivos a su ex-cadena, y al restos de emisoras españolas de la Forta española, y luego a todas las demás. Algunos se pregunta si todo se hizo con el permiso del President (Pujol claro) y  en connivencia con él .
Asi que no es de extrañar que quien controle el mensaje del resultado del 1-0 (que parece un resultado de la Liga) ademas cobre por ofrecerlo. O será un último ingreso antes de que el diners del Fla de Montoro desaparezca en la Catalunya independent, y no quede otra cosa para pagar las pensiones…
Bromas aparte, queda ahí constancia deesta formula inédita-  pagar por conocer el resultado -que quiza este marcando el futuro de esa Nueva Cataluña que huele mas a pujolismo que a la CUP…El canal informativo del referéndum dejará de ser el tan gastado TV3·, para ser  un Roures de pago…que inaugura emisiones con la gran exclusiva del día D, hora H de la independencia de C.

22.9.17

CENTENARIO DE LEONORA CARRINGTON. Hay Festival

Celebramos a Leonora en la Universidad Menendez Pelayo de Santander y en el literario Hay festival de Segovia, con proyecciones del documental El juego surrealista, en el que la gran artista abre su alma contando la trayectoria de una mujer libre y vital.



19.9.17

PEPE SALCEDO, ADIOS AL GRAN MONTADOR DE SUEÑOS

Que dificil decir adiós a Pepe Salcedo, mas grande aún como persona que como montador. Hombre afable, directo, campechano, agudo, siempre te sentías a gusto con él, en la sala de montaje y en la mesa, en las charlas sobre cine y sobre la vida misma. Un sabio en la mesa de montaje, siempre aportaba la mejor solución. Inolvidables las sesiones de trabajoen Sevilla, con Juan Lebrón, y el interminable anecdotario de su trabajo con tantos directores. Pepe, siempre a los mandos de las películas. Un hombre rotundo Pepe Salcedo, con su voz cavernosa y su mirada siempre limpia.

HIZO REALIDAD LAS SECUENCIAS SOÑADAS POR TANTOS DIRECTORES.


15.8.17

VIOLA ASALTA EL MUSEO Y EL NUEVO ARTE




Bill Viola ha asimilado las técnicas de representación audiovisual hasta tal nivel que puede competir con la excelencia artística del cuadro pintado y salir victorioso. Sus últimos trabajos cuelgan de las paredes del technomuseo plantado por Ghery en Bilbao resistiendo mejor la mirada del visitante del siglo XXI que la pintura habitual. Viola desafía con las herramientas del cine los limites espacio-temporales de la representación pictórica y lanza al arte a su “rollercoster" vitalista del tiempo presente.
Aquel pariente pobre del cine, el video, tuvo en Bill Viola un primer observador y manipulador y sus progresos conceptuales han ido de la mano del adelanto técnico. Del video borroso al 4K, Viola ha sabido como definir imágenes con gran retórica que se certifican como puro arte con unas claves de "nueva pintura”.  El retro narrativo en el que se ha embarcado, con dobles o triples pantallas, con reflejos en múltiples, con sobre-impresiones sumadas, con muchas técnicas cada vez mas depuradas…le han llevado a crear un nuevo "tempo de arte”,  que se presenta en las grandes salas del Guggenheim como un nuevo hito en la expresión artística.


13.8.17

PATINO, EL DOCUMENTAL SE HIZO CINE





Basilio elevo el documental a rango de gran cine. Y de historia. No hay una cinta mas importante en la historia del transito español que Canciones para después de una guerra. Fue un despertar para unos y una catarsis para todos. Recuerdo las colas, el cine desbordado en su exhibición en Madrid. Durante años- y lo se bien por la imposibilidad de adquirirla para televisión -apenas pudo verse por discrepancias entre los productores. Su visionado resulta obligatorio para las nuevas generaciones. faltas de memoria. Unico y singular, permanecerá Patino…

11.8.17

el desvio español de leonora carrington






OPINIÓN

La locura española de Leonora Carrington

La artista y escritora surrealista cruzó los Pirineos para ayudar a su amante judío Max Ernst y acabó en 1940, atada de pies y manos, en un psiquiátrico en Santander

















El intento de conseguir un salvoconducto para Max Ernst, confinado en un campo de concentración en Francia, llevó a su amante Leonora Carrington a entrar en España recién acabada la guerra civil. En lugar de conseguir liberarlo, fue ella la que acabó encerrada en un sanatorio psiquiátrico de Santander, dirigido por el doctor Luis Morales. De aquella peripecia, más surrealista que la filosofía de sus propios protagonistas, quedó un relato tan real como alucinante escrito por la propia Carrington, que pretendía ser una mera catarsis y acabó publicado como Memorias de abajo. Un texto fundamental en la historia del surrealismo.


Ahora que celebramos el centenario de la artista británica finalmente afincada en México se reconstruye su desvío español, tanto mental como geográfico, en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en el mismo Santander y en breve en el Hay festival de Segovia.
Leonora y Max Ernst se habían conocido en el restaurante Barcelona de la londinense Beak Street, con Man Ray, Lee Miller y los Eluard. Fueron amantes en Paris, donde André Breton la adoptó como “una de los suyos”, y se fueron a una casita de campo donde ambos produjeron una importante obra, incluido el autorretrato de ella La posada del caballo del alba. El avance nazi sobre Francia destruyó el idilio amoroso y artístico que Carrington y el pintor alemán desarrollaron en la localidad francesa de Saint Martin d'Ardeche. Tras ser arrestado él por segunda vez, una atribulada Carrington viaja en coche a España, vía Andorra, para buscar en Madrid un salida para Ernst.
En las entrevistas que mantuvimos hace una década en su casa de México, Carrington reconocía haber estado afectada por lo que llamaba un “síndrome de guerra”, perturbada, físicamente disminuida, mentalmente debilitada. Pero fueron su salidas de tono político en el Madrid del año cuarenta lo que llevo a las autoridades españoles, con el cónsul británico y con la aquiescencia de su potentado padre a encerrarla primero en un convento y después a trasladarla en coche al norte. Le administran tres veces luminal y una inyección en la espina dorsal: anestesia sistémica. Han vencido su resistencia. La entregan, como un cadáver, al psiquiátrico del doctor Morales, una casa jardín en Valdecilla. Su destino no buscado. Es atada de pies y manos. Medicada con cardiazol, equivalente al electrochoque. Una caída al abismo. Una locura forzada.


Leonora Carrington pintnado 'Unscape at Manzanillo', en 1956.


Medio año duró su encierro español, un episodio del que se negaba a hablar, “porque aún me produce mucho dolor”, según me confesó cuando ya había cumplido los 90. Fue el doctor Pierre Maville quien le aconsejó escribir sobre su cruda experiencia. “No sé cuánto tiempo permanecí atada y desnuda. Yací varios días y noches sobre mis propios excrementos, orina y sudor, torturada por los mosquitos, cuyas picaduras me pusieron un cuerpo horrible: creí que eran los espíritus de todos los españoles aplastados, que me echaban en cara mi internamiento, mi falta de inteligencia y mi sumisión. La magnitud de mi remordimiento hacía soportables sus ataques. No me molestaba demasiado la suciedad”. Terminó manejando la sórdida situación con una inteligencia prodigiosa, convirtiendo el escenario de su encierro en una especie de mapa prodigioso, con sus símbolos y constelaciones que le permitían buscar la salida a su caída en el hondo pozo de la locura.
El de Carrington puede inscribirse entre los casos de mujeres sometidas por haber ejercido su libertad sin límite. Gracias a la escritura —una maldición que salva, en palabras de Clarice Linspector— Carrington exorcizó sus males. En la clínica leyó a Unamuno, hizo horóscopos diarios para el doctor Morales, que acabo prendado de su inteligencia. Con una señorita de compañía abandonó Santander en tren rumbo a Lisboa, con parada en Ávila. “Era Nochevieja. Hacia un frío intenso. Paramos en Ávila, donde nació Santa Teresa. Había un tren largo con muchos vagones cargados de ovejas que balaban de frío. Era espantoso. Los españoles pueden ser atroces con los animales. Recordaré aquella ovejas sufriendo hasta el día que me muera. Era como el infierno.”
Más lúcida de lo que aparentaba, Carrington dio esquinazo a su protectora y en Lisboa se fue en busca del periodista y poeta mexicano Renato Leduc, que hacía funciones de secretario de embajada. Se casaron y dejó de estar a merced de la voluntad de su padre, o de Max Ernst, que también acabó saliendo de Marsella hacia el exilio vía Lisboa, de la mano de la millonaria Peggy Guggenheim. Tras un tiempo con el grupo surrealista reunido en Nueva York, la pareja marcha a México. Pese a su divorcio Carrington se quedará allí —en el país del surrealismo natural según su protector, André Breton— hasta el fin de sus días. Incluida hoy en el grupo de mujeres artistas surrealistas de Latinoamérica, su pintura está entre las más cotizadas, y sus relatos mantienen la frescura y las sorpresas de textos adobados por un profundo surrealismo.
En su casa de la colonia Roma, acabó rodeada de españoles, incluido el médico que asistió sus partos, José Horna, y su mujer la fotógrafa Katy, más su inseparable compañera en el arte y la vida, la ilustradora y pintora Remedios Varo. También trató a Luis Buñuel que la cita en sus memorias. “Un día, cuando llegamos a casa de un tal Mr. Reiss donde nos reuníamos regularmente, Leonora se levantó de súbito, entró en el baño y se dio una ducha completamente vestida. Después, chorreando, regreso a la sala, se sentó en una butaca y me miro fijamente. 'Eres un hombre apuesto', me dijo en español tomándome del brazo. 'Te pareces enormemente a mi guardián', del psiquiátrico de Santander". El desvío español en su viaje vital marcó para siempre el destino de la última surrealista.

REFERENDUM DE PAGO

REFERENDUM DE PAGO Cuente lo que cuenten (de contar) las urnas, pase lo que pase en la calle, será la interpretación del resultado lo...