.DIARIO VISUAL

DIARIO - VISUAL - JOURNAL

www.javiermartíndomínguez.blogspot.com.es
www.javiermartind.wix.com




6.8.15

LA “ESPERANZA” DE BUÑUEL EN CALANDA


LA “ESPERANZA” DE BUÑUEL EN CALANDA
Por Javier MARTIN-DOMINGUEZ
- En La Esperanza de Calanda -


La singular Plaza Mayor de Calanda tiene forma triangular. En un lado,  el poder politico representado por el Ayuntamiento; en otro la Iglesia de la Esperanza y enfrente la casas civiles, destacando la de los Buñuel. Se puede trazar una linea recta desde la entrada del templo hasta el porton de madera de la casa de la adinerada familia, desde cuyo balcon el joven Luis pudo presenciar a sus anchas las entradas y salidas del tempo, de los feligreses y de los curas, protagonistas fundamentales en tantas de sus películas.

He visitado repetidamente durante mi estancia en Calanda la Iglesia de la Esperanza, haciendome hasta una toma arrodillado ante uno de los confesionarios con cortinas de rojo terciopelo.  “¿De que te confiesas?”, me preguntan... Respondo. “De ver las películas de Don Luís”. Me confieso, pero no me arrepiento.

                                            - Las caras de Don Luis -

Con un guía de excepcion, como es Javier Espada, cineasta y director del CBC Centro Buñuel de Calanda, ha aprendio mucho de la geografía buñueliana y de las marcas que dejó la experiencia de infancia en su personalidad, incluida la temprana asistencia a una autopsia y su relación con este mundo rural plagado de animales y plantas. ¿Y los perros, donde están los perros?. Ahora se ven mas gatos que perros por las calles calandinas

Yo nunca he echado de menos- en una visión prosaica y realista de la cosa –la falta de perros en  Un perro andaluz. Por la película se pasean las hormigas, y se arrastran las vacas. Pero ¿donde anda el perro?.
He de decir que tengo democión por un buñuelismo con perro- que siempre recuerdo –pero que aparece en La edad de oro: Cuando los dos amantes se besan apasionadamente en la cola de la procesión de obispos y magnates, hasta que un perrito les pone en evidencia. El hombre sorprendido remata la situación dándole un puntapié.
Esta perreria buñueliana siempre me ha provocado una sensación de valentía y desazón. Como tambien la de aquel niño que tontea en torno a un cazador que lía su pitillo y al que le da un golpe y le tira el papel y la picadura de tabaco. El buñuelismo  es la escena que continua,  con el cazador retomando su escopeta de caza y disparando al chaval.

He reparado años mas tarde en el animalario buñueliano al meterme en el mundo de una de sus coetaneas,  Leonora Carrington, joven protagonista del movimiento surrealista, compañera de Max Ernst y  favorita de André Bretón.

De forma consciente (inconsciente si hablamos de surrealismo), el mundo pictórico y literario de Leonora esta lleno de animales o de figuras zoomórficas, donde las especies se suman o complementan.
Su autorretrato de 1937, titulado La posada del caballo del alba, incluye a una mujer sentada (claramente Leonora), frente a una hiena de ojos melindrosos a la que parece que tiende la mano, auque pone los dedos en una posición que denota una pretension de embrujo o enigma.  Tras la joven un caballo de cartón, y al fondo de la ventana un bosque por el que galopa otro caballo blanco. La función de los animales para dar rienda suelta a las visiones interiores del surrealismo están en Leonora, como están en el expresivo titulo de la película de Buñuel.

Les junto aquí porque comulgaron con el mismo ideario del surrealismo, y compartieron una visión de su animalario, pero tambien porque se juntaron efectivamente en México, donde ambos se exiliaron por distintas razones. Leonora escapo de los nazis ocupadores de Francia y se vino a españa para acabar metida en un psiquiátrico en Santander. Paso por Lisboa y Nueva York y residió desde los años cuarenta en el DF.

    - Busto de Luis Buñuel en el CBC de Calanda -

Cuenta Luis Buñuel en su biografía Mi último suspìro, que “separada ahora de Max Ernst, Leonora vivía al parecer con un escritor mexicano llamado Renato Leduc. Un día, cuando llegamos a casa de un tal Mr. Reiss donde nos reuníamos regularmente, Leonora se levantó de súbito, entró en el baño y se dio una ducha completamente vestida. Después, chorreando, regreso a la sala, se sentó en una butaca y me miro fijamente. “Eres un hombre apuesto”, me dijo en español tomándome del brazo. “Te pareces enormemente a mi guardian”, del psiquiátrico de Santander.

Hay otras historias y anécdotas que les relacionan, verídicamente o no, pero que une a dos cabezas, dos cuerpos privilegiados que aparecen como una encarnación vehemente del surrealismo.

Tanto Luis como Leonora han usado su creación para “perturbar la identidad, el sistema, el orden”. En el caso de Carrington sus animales identifican la vida instintiva con las fuerzas de la naturaleza. La hiena del autorretrato pertenece al fértil mundo de la noche, el caballo se convierte en una imagen del renacer a la luz del día y del mundo mas allá del espejo. Como intermediarios simbólicos entre el inconsciente y el mundo natural, sustituyen- en palabras de Chadwick –la dependencia de los surrealistas de la imagen de la mujer como mediadora entre el hombre y lo “maravilloso”, y sugieren el poderoso papel de la naturaleza como fuente de poder creativo para la mujer artista”.

Después de tantas pases y revisiones de El perro andaluz, para mi esta nueva vista desde los ojos de mi musa surrelista Leonora Carrington, me ha permitido entender mejor este ladrido incesante del perro,  que nos anuncia una vanguardia interminable. Almacenados sus fotogramas de forma indeleble en el cerebro, la re-visión desde su Calanda natal los coloca en una prespectiva mas honda y mas clara, con esa cercanía que debió tener  Luisito, mirando agudamente desde el balcon a la puerta de la Iglesia de la Esperanza...

31.7.15

LA RADIO DORADA


LA RADIO DORADA
Javier Martín-Domínguez



Mi pasatiempo escapísta favorito en mis años de internado era escuchar la radio en mi pequeño transistor. No recuerdo ni porqué lo pedí, ni como lo consintieron mis padres. Pero yo tenia mi pequeña caja de sueños, que escondía bajo la almohada para sentir escalofríos con aquellas dramáticas retrasmisiones del “Ustedes son formidables “  en las que la voz de Alberto Oliveras  te hacía palpar las tragedias. Y para estar a la última de la música en aquellos grises sesenta gracias a Miki (el de los Tonys) que pinchaba en su Windy Club de Radio Madrid lo mejor de lo que llegaba del Londres pop. Tampoco podía ni imaginar en aquel entonces que casi mis primeros pinitos periodísticos serian en la radio a la que dedique mas de diez años de mi vida profesional.


Pero mi programa favorito, en el que se educó mi gusto musical, era  el “Vuelo 605” de Ángel Álvarez. Allí sonaban desde los Moody Blues a la mejor selección de un genero nuevo para mi como era el country americano. La radio emitía el despegue de un avión y el locutor decía en su estela sonora. “Volando con Ángel Álvarez en Vuelo 605…” Y casi era verdad, por que supe después que A. Álvarez era parte de la tripulación de Iberia en aquellos años de escasos vuelos y que ocupaba su tiempo en Nueva York en llenar la maleta de los discos que aquí nunca llegaban.  El programa tenia una estructura fija y exacta, con secciones como aquel “Vuelo 605-minuto 25” y con la consagración de los grandes temas con la etiqueta  “serie dorada” que otorgaba a los mas grandes.
Poco tiempo después, ya en Madrid, escuchaba una noche su programa “Caravana” y A.Alvarez invitó a la audiencia a llamar para participar en un sorteo de discos. Fue la primera vez en mi vida que llamé a un concurso, y creo que también la última que me tocó. La suerte fue mayúscula, porque al ir a recogerlo conseguí otros premios asociados. El principal conocer en persona a aquel hombre de voz aterciopelada y persuasiva, única en el genero radiofónico musical. Vi su pecera, allí ismo en la emisora, y charlamos sobre los grandes de la música americana. Lo mejor estaba por llegar: el premio era nada mas y nada menos que un long play que contenía la canción que el había catalogado como Serie Dorada Número 1: He´ll have to go, cantada por Jim Reeves.  Aun conservo el LP, aún mantengo mi devoción nostálgica por el gran Ángel Álvarez y su Vuelo musical, y mi querencia por la música country, tantos años antes de que mi patria chica segoviana, en Riaza, se haya convertido en la tierra para un concierto de verano, que ha tenido como estrella este año a Emilou Harris. Y todo, gracias a la radio dorada que acunó mis sueños adolescentes.







28.7.15

LOS JUANES DE WASHINGTON




  —Washington 1979. Trasmitiendo para RNE desde la oficina del National Press Building y junto a la Casa Blanca.


El invierno del 79 fue helador en Washington, regado por unas copiosas nevadas que incluso permitían usar los skies for la empinada Wisconsin Ave a su paso por el barrio de Georgetown. Era mi primer destino como corresponsal, para Radio Nacional. Buscar casa, adaptarte a la capital americana, enviar noticias sin parar...todo obligaba a una actividad incesante que aliviaba en parte la sensación de frio y soledad. Solo el calor humano ayuda a colocarte en el sitio. Y el arropo de “los juanes” de Washington fue lo fundamental.
La delegación de la agencia Efe era la casa madre para saber lo ultimo que pasaba el hilo, contrastar datos, conocer la agenda española....y sobre todo poder sentirte en familia.  Allí estaba Juan Roldán, con galones sobrados de periodista internacional, tras un paso previo por la America del Watergate, mas Londres y la fundación de Diario 16. Y su esposa, y corresponsal de Cambio16, Curri Valenzuela, alegre, avispada y madraza de la colonia. Dos grandes periodistas, Con Curri habia coincidido ya  en la redacción de Cambio en Madrid, donde era la jefa de información nacional, con Oneto y Aguilar. Me acogieron mas que como a un colega, como a un hijo. Las cenas en su casa, en el bar irlandes de Chevy Chase con bailongo incluido, las excursiones, las recepciones de embajada....Siempre estaban dispuesto a un consejo y una ayuda. La humana era la mas necesaria, la periodística siempre fue de altura. Juan Roldan era un hombre cabal: educado, bien preparado y maestro en el periodismo. Los datos primero, sin adjetivos, y una visión geopolítica amplia y esmerada. Pienso en la distancia de este largo tiempo pasado que su espejo me hizo mucho bien al engrasar mis armas profesionales para contar el mundo. Curri poseía el estilo florido que pedía un semanario con chispa política como era aquel cambio16, clave en la Transición.
Yo instale la primera oficina de Radio Nacional en Washington, unos pisos debajo de la de Efe, y muy cerca de la de El País, cuyo primer corresponsal fue Juan Gonzalez Yuste. Grandón, un poco taciturno, culto y my interesado en los nuevos medios y la contracultura. Su mujer era una alegría andante. Los juanes me hicieron la entrada en Washington mas fácil de lo que yo esperaba, a pesar de los traumas del cambio de casa, país, costumbres.... y de una mudanza que nunca llegaba de Madrid a su destino, y que me hacia vivir en precario en el gran enclave que encontré para vivir para incredulidad de mis colegas. “Donde has encontrado casas?. En Wisconsin and M”. Eso era imposible. Era como decir en Serrano esquina Goya para los estandares washingtonianos. Pero era cierto. Encontre una casita adosada, en la caída de Wisconsin hacia el Potomac a muy buen precio. Mi gran compañero de fatigas fue Rafael Ramos, ya que éramos prácticamente de la misma edad. Nuestras noches por Georgetown, en compañía del periodista mexicano, entonces corresponsal de UnomasUno, Raymundo Riva palacio, no acababan nunca...dentro de los estrechos limites horarios de la capital política de America.
El otro “juan” de los días de Washignton era el embajador de España, Juan Lladó. Embajador de la Transición que había sido ministro de Industría y que sabia dosificar la educación, la alta diplomacia y la campechanía. Fue siempre un buen aliado de los periodistas en aquella época en la que la españa de la nueva democracia andaba buscando credibilidad y apoyos. Y el de los americanos era el fundamental.
Y en esto llegó otro Juan, de paso, que había triunfado con sus comics de abuelitas en Triunfo y preparaba nuevos proyectos artísticos, Juan Carlos Eguillor. Pasó unos días por la ciudad preparando su viaje costa a costa para hacerse la ruta de los hipies, Un día abrió aquella puerta de cristal con el nombre de la emisora pintado en letras de oro (como todas las oficinas del Press Building) y apareció Eguillor vestido de oscuro y con un cuello de clergyman, que utilizaban los curas progres en España y todos en America. “¿No crees que vestido así no me atracarán en el viaje?” Los juanes de Washignton siempre te daban sorpresas.

24.7.15

ROBLES DUELO AL SOL, EN EL FESTIVAL BUÑUEL DE CALANDA.

ROBLES, DUELO AL SOL, se poyectará en el Festival Buñuel de Calanda el dia 3 de agosto.


Pepa Santolaria, esposa de Jan van Eden, nos dejaba a finales del año pasado. Por sorpresa se iba una gran embajadora de este Festival, una muy querida amiga, siempre dispuesta a difundir todas las actividades del CBC y de nuestro Festival. Y desde la organización del festival queremos recordarla con un cariñoso tributo a una mujer que creía que “La cultura y los artistas son la esencia de la vida, sin ellos no podríamos sobrevivir”.
La exposición también se abre con un sentido homenaje a Pepa Santolaria, esposa, compañera, cómplice, amiga y galerista de Jan van Eden, a la que el autor dedica un grupo de pinturas reflejo de una larga vida, felizmente compartida, de tránsito y trabajo a lo largo y ancho del mundo donde la pasión y el compromiso con el arte y desde el arte que han proyectado desde Ámsterdam y Sabayés (Huesca), pasando por Calanda, han determinado una admirable vida de cine.
El cine, como la vida, está lleno de historias que comienzan con alguien que desea algo, o con alguien que intenta sobreponerse a una pérdida y volver a comenzar.



Este año el Festival, como el propio Luis Buñuel, se hace más internacional, con una programación que arranca con el galardonado documental sobre la vida y el trabajo de Sebastián Salgado, La sal de la tierra, producido en Francia.
En la sección oficial regresa el realizador Emilio. R. Barrachina con El violín de piedratras su premiado estreno, quien ya ganó otra edición de este festival con su anterior largometraje.
La pantalla se abrirá a los premiados Andrei Konchalovskiy, con la película rusa Las noches blancas del cartero, y al director de la producción china Black Coal (Tan negro como el carbón), Diao Yinan, un cineasta que confiesa su profunda admiración por Luis Buñuel, y que manifestó su deseo de conocer Calanda.
México, como no puede ser de otra manera, dada la vinculación con Luis Buñuel, presentará en Calanda tres largometrajes y cuatro cortometrajes; entre los largometrajes está el pre-estreno en España de Matriadocumental que recibió el premio Centro Buñuel de Calanda  en el Festival de Nuevo Cine de Durango (México), y que será presentando por su director, Fernando Llanos.
Cantinflas, protagonizada por Oscar Jaenada, Premio Platino a mejor actor por su interpretación como Cantinflas,  y Gonzálezcuyo actor principal, Harold Torres, nos acompañará en esta edición, son las dos producciones mexicanas de la Sección Oficial, junto con el cortometraje de Giovanna Zacarías, Ramona.
De nuevo Aragón tiene un papel destacado con la sección Made in Aragón, que trae hasta Calanda seis cortometrajes de reciente producción.
Rendimos homenaje a los 20 años de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid (ECAM), con una selección de diversos trabajos realizados por su alumnado.
Con Robles, duelo al sol, de Sonia Tercero Ramiro, el Festival apuesta por conocer nuestro pasado histórico en un episodio que rompió la amistad de Ernest Hemingway con John Dos Passos.
Entre las diversas actividades paralelas previstas, vamos a celebrar una mesa redonda en torno a los Festivales de Cine y su proyección internacional, así como su importancia para promocionar el turismo asociado a la cultura. 
La literatura regresa al festival con la presentación de dos obras, Clipperton, de Pablo Raphael de la Madrid, Director del Instituto México en España y Agregado Cultural de la Embajada de México en España, y El tiempo imaginariocuarta novela publicada del aragonés Francisco Miguel López Serrano, ilustrada por Norberto Fuentes.
La XI edición presenta El fusil de Johnny, versión para radioteatro realizada por Resonar,  del guion cinematográfico escrito por Dalton Trumbo y Luis Buñuel a partir de la novela del primero titulada Johnny Got His Gun (1.939)
El compromiso de este festival con los más jóvenes se concreta con el taller de cine impartido este año por el realizador aragonés Miguel Murciano, que también trae hasta Calanda su cortometraje, rodado en Italia, La metáfora del piccione.
Bodegas Care y el Consejo Regulador del Tequila se suman este año al homenaje cinematrográfico a Luis Buñuel que es la esencia de este festival.
Como cierre, el mismo día que se dan a conocer los premios que otorga el público, el festival recordará al gran cineasta portugués Manoel de Oliveira, con la proyección de El conquistador conquistado, como tributo póstumo a un director tan interesado por Buñuel como para filmar Belle toujours (2006) una especie de réplica de Belle de jour, y quien afirmó: “Yo soy como Buñuel, otro creyente descreído. Sin el catolicismo no existirían las películas de Buñuel”.
La música de Pasajero Franklin, liderado por el calandino José Antonio Gargallo, cerrará seis días de cine de autor y cultura en Calanda, entre el deseo y la pérdida.
Desde el festival, queremos agradecer la colaboración de Surtsey Films, Aquelarre, Caramel Films, Películas Pendelton, Vendo Cine, Instituto Mexicano de Cinematografía, Agencia Mexicana de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Instituto de México en España, Notimex, Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y al resto de instituciones y amigos que hacen posible la celebración de esta XI edición.

15.7.15

FERNANDO TRUEBA, PREMIO NACIONAL DE CINEMATOGRAFIA

Fernando Trueba cuando recibió el Giraldillo de Honor en el Festival de cine de Sevilla. Acompañado por su mujer Cristina Huete, Antonio Resines y Javier Martin-Dominguez, en mi época de director del festival.



14.7.15

IRAN, DE CARTER A OBAMA. 35 años de angustia


IRAN, DE CARTER A OBAMA



Casi 35 años de radical enemistad, parecen tocar a su fin. En 1979, la revolución islámica de Jomeini obligaba al todopoderoso (y aliado occidental) Sha de Persia a irse al exilio. La confrontación con Estados Unidos tuve acento de humillación, con la invasión de la Embajada norteamericana en Teheran y la toma de sus empleados como rehenes. El calvario duró 444 días. Del 4 de noviembre del 79 al 20 de enero de 1981. Justo  ( y sospechosamente ) hasta el día que Jimmy Carter entregó el poder a Ronald Reagan en los escalones del Capitolio. Toda una generación iraní ha sido educada  bajo un islamismo estricto y alimentando su odio a Occidente. Y desde este lado, Irán ha sido visto como un enemigo siempre sospechoso. Occidente perdió un gran aliado y el acceso a su petroleo. Pero Iran ha perdido libertades hasta extremos muy dolorosos y ha sufrido un boicot y un empobrecimiento mas que notable.
Nadie pensaba que aquella toma de la embajada durase tanto como duró. Mas de un año. Pero mucho menos que el aislamiento de Iran se prolongaría mas de treinta años. Entremedias, Afganistán paso de manos rusas a los pro-saudíes, cayó el muro de Berlín, China se ha abrazado al capitalismo, Irak sufrió una guerra devastadora,…El mundo no era reconocible,…pero Teheran seguía a la luz de las velas de los ayatolas.

Como si fuese un hallazgo de un buen guionista, el caso nuclear iraní ha servido como elemento de negociación, de dialogo entre Occidente e Iran, para abrir una puerta que llevara un posible soplo de libertad a ese país de histórica cultura que lleva axfisiado desde dentro y desde fuera desde ha e demasiado tiempo. Y Occidente recupera asi a un viejo aliado necesario en la lucha contra el estado islámico y, quizá, para balancear el peso de los saudíes y sus veleidades político-religiosas.
Viví como corresponsal en los Estados Unidos el calvario de Jimmy Carter por el caso iraní, la hostilidad americana hacia los iraníes, la llegada de los emigrantes políticos, bien preparados y extremadamente creativos… Han sufrido una larga espera para la normalización, que este acuerdo- sobre energía atómica –les trae una luz a la espera de que el pueblo iraní renazca a su libertad y los demás les aceptemos en su gran valor de ayer y de hoy. Un día ilusionante para el mundo. Y también una vindicación del papel sereno de Carter, ante aquel cambio histórico iraní, cuyos enigmas aun están por resolver en su totalidad.

2.7.15

ZABLUDOVSKY YA ESTABA ALLI


ZABLUDOVSKY YA ESTABA ALLI
Javier Martín-Domínguez


Cuando la televisión española  fue a la conquista de América aupada a un satélite, Zabludovsky ya estaba allí. El periodista mexicano  fué el primero en saltar fronteras y hacer de las noticias en español un referente supranacional. Como un oráculo con gafas,  Jacobo Zabludovsky desgranaba a su estilo las noticias haciendo que su “24 horas” y la marca Televisa  levantaran vuelo y abasteciesen entre otros a los millones de hispanos que vivían en los Estados Unidos.  Los ochenta fueron su época de eclosión. Desde entonces la televisión en español no ha parado de crecer en calidad y en cantidad al ritmo del aumento de la población. México sobre todo, pero también Colombia, Venezuela o Argentina apostaron por el crecimiento televisivo con modelos similares a los desarrollados en los Estados Unidos. Fortalecieron la producción, el diseño, la forma  de presentación y el salto de fronteras vía satélite y cable. De los viejos  programas y canales residuales, pasaron en  los años noventa a la carrera  por el liderazgo en el maduro mercado norteamericano. Recuerdo ver en Nueva York a los presentadores cubanos exiliados que intercalaban las noticias con un sorbito de café en la misma mesa del noticiero, combinando en vivo y sin solución de continuidad la diatriba anti-castrista  con “un buchito de café Bustelo”.
De aquella tele hispana en pañales se pasó a la Televisa con Zabludovsky y al superdesarrollo actual.  La  cantinela peninsular sobre ”las grandes oportunidades que ofrece la industria del español”  solo encontrará su realidad en la alianza con el audiovisual maduro del otro lado del Atlántico.  Con la  discreción y elegancia  que marca su presidenta  Carmen Enríquez, el Club Internacional de Prensa y la Asociación de Corresponsales Extranjeros en España,  han premiado todas estas cosas en la figura del adelantado periodista mejicano. Pasados con garbo sus ochenta años,  Jacobo Zabludovsky sigue siendo un referente, con su verbo certero volando  ahora a través de la radio. Sin duda un arquitecto en este puente del español hacia el mundo.
Hoy ha llegado la noticia de su muerrte en México. Una pagina del periodismo pasa.

28.6.15

LA RIBOT MAS DESNUDA



LA RIBOT MAS DESNUDA
Por Javier Martín-Domínguez

Fuimos a ver a La Ribot, tras una larga ausencia física de los escenarios españoles. Por amistad y añoranza, queríamos verla, tocarla y besarla.  Se abrió el telón, paso la obra, cayo el telón, esperamos a la salida. Pero Mariajo nunca apareció. La Ribot, como casi todo en esta era de la desmaterialización digital, se ha descarnalizado. Y en la escena y en la atmósfera general del performance, lo que vimos y sentimos debió ser su alma. La Ribot transfigurada.

Muchas obras de la Ribot, desde aquellas memorables Piezas distinguidas, tenían un referente claro en el desnudo. Y no tanto como formula de choque para avivar a la audiencia, ni como dinamizador erótico de la escena, sino creo yo por un interes de despojarse de códigos culturales al uso. La Ribot reforzaba así la verdad del acto artístico, entroncándose en la mejor tradición de las vanguardias y reinventando su capacidad de sorpresa y puñetazo en la conciencia.

Con su ultimo trabajo, “El triunfo de la libertad”, La Ribot (junto con los coautores Juan Domínguez y Juan Loriente) se desnuda del todo. Incluso de la carnalidad. El escenario está vacío. No hay actores o bailarines en escena. No aparece nadie. Ni siquiera para recibir los aplausos o cosechar tomates al final. Nada y nadie. Solo cuatro pantallas robots de letreros luminosos que van desgranando historias y pensamientos. Unos ligeros cambios de luces y dos canciones al piano son los únicos elementos añadidos.

La Ribot en “piezas distinguidas"

Las historias relatadas en esas frases móviles son profundas y hasta aderezadas con un toque de humor. Son pensamientos sobre ese punto de no retorno que es la entrada en la edad madura, sobre la vida ya hecha y su sentido. Retazos de memorias personales que muestran un camino ya transitado y el punto de acomodo o rebelión de sus protagonistas sobre la experiencia. La historia de la pareja con su viaje al caribe y su repetición en las bodas de oro. La historia de Louis XVI de Francia en su duermevela antes y después de la guillotina. Y como nexo de unión, un robot que nos recuerda que nada cambia, que la temperatura exterior en este fecha sigue siendo la misma que la del año anterior…
La reina del performance vanguardista deja todo a la imaginación de la audiencia. El único código compartido es el mas leve ( y tambien mas determinante)  de nuestra cultural: la palabra escrita. Se entiende tambien un guiño de los autores a este momento cultural en que hemos vuelto a la grafía- desde los mails a los sms –quiza como modelo de superación de la inundación de imágenes por la explosión audiovisual, que ha arruinado nuestra capacidad de imaginar.
Lee y sigue leyendo la audiencia los mensajes de los leds, con la esperanza de una resolución carnal que nunca llega, confirmando que el Godot de la Ribot tampoco esta dispuesto a hacerse corpóreo. La falta del caramelo final nos provoca inquietud, zozobra,… y el desasosiego de tener que hurgar en nuestros propios pensamientos y sentimientos para ponerle broche a la obra desnuda.
Siempre provocadora en sus propuestas, La Ribot alcanza el zénit en este “triunfo de la libertad” que deja todos los cabos sueltos a nuestra imaginación, para confirmar que el arte es una experiencia interior y propia. Viva La Ribot mas descarnada.
PD.
El programa de ordenador que estoy usando para escribir este comentario se empeña en corregirme el nombre de Ribot cada vez que los escribo y lo sustituye por Robot. ¿Asistiría tambien a la performance?





LOS AUTORES