17.6.15

LAS CLAVES DE BALBIN





La clave de Balbin   estaba en fomentar el dialogo inteligente sobre una cuestión de fondo rodeado de gente docta apuntada por cámaras. Cuando la televisión aun no agonizaba a base de velocidad, la palabra reinaba en el medio y la inteligencia se asomaba a la pantalla.
El viejo formato español de la tertulia lo trasplanto Balbin a la televisión cuando mas ansiosos estábamos por el intercambio de ideas y opiniones. Nos reflejábamos con los invitados parlantes en una civilidad querida y una intelectualidad deseada. No había alboroto, ni salidas de tono que es el único ruido que desean las actuales tertulias, basadas en la pelea vacua en lugar del intercambio de pareceres.

Ese cráneo aristotelico de Balbin era el totem perfecto para visualidar de que iba aquello: hablar con mesura e inteligencia, dirigidos por una batuta de altura. Discrepar sin agredir. Pensar y hablar.

Muchos temas tabú del franquismo empezaron a desmenuzarse via  de La clave y nos sentimos mas libres a traves de distintos puntos de vista. Plurales, que no podémicos. Balbin dirigía una orquesta de mentes parlantes, como un buen manager del conocimiento y la pluralidad de aquella España tan interesada en por fin expresasarse. Pasaron por aquellas sillas abultadas, gentes que las llenaban ampliamente. Y la televisión nos traslado a todos el milagro del dialogo ordenado en un país donde ni en las colas se guardaba la distancia.

Tan clave fue su actuación, que le animaron a dirigirse los primeros informativos televisivos del cambio socialista. Y me alegró que me llamase para hacer el TD3, aunque pereferí mi grato exilio neoyorquino. No duró mucho en el puesto, por que lo suyo ya se había convertido en una misión de por vida: ser símbolo del dialogo, no de la manipulación informativa.

Me gusta que le reconozcan ahora con el Premio Nacional de Televisión porque le dio al medio lo que menos se espera hoy en el: civilidad, pluralidad y solvencia. Cuando entramos a velocidad de vertigo en el pensamiento teledirigido y el de los simplones tweets de los imberbes políticos, algunos preferimos volver a admirar la televisiòn de los años inteligentes, cuando la palabra brillaba mas que un led.

No hay comentarios:

PEPE SALCEDO, ADIOS AL GRAN MONTADOR DE SUEÑOS

Que dificil decir adiós a Pepe Salcedo, mas grande aún como persona que como montador. Hombre afable, directo, campechano, agudo, siempre te...