FROM 10th STREET.

FROM 10th STREET.

DIARIO - VISUAL - JOURNAL

www.javiermartíndomínguez.blogspot.com.es
www.javiermartind.wix.com




10.7.13

EROTICA DE PODER. Juego de tronos y Homeland



EROTICA DE PODER
Javier Martín-Domínguez


De la misma forma que se reparten la vacaciones en las empresas, las series hacen sus equilibrios de calendario para no dejarnos sin intriga en nuestro salón. El mismo día que se despedía la temporada de Homeland (Patria) en Cuatro, reaparecía en La Sexta el culebrón de Juego de Tronos. Aunque ambientas en épocas dispares ambas beben de la misma pócima: la enrevesada lucha por el poder aderezada por inconfesables deseos sexuales. La erótica del poder es la argamasa que teje ambos relatos. Son  producciones norteamericanas para canales de pago. Homeland es el éxito de Showtime y Tronos de HBO.  Eso explica que dentro del recatado panorama de las producciones americanas estas hagan gala de un gancho erótico mas subido de tono de lo habitual en la televisión convencional. Juego de Tronos, ambientada en un tiempo medieval indeterminada, es la mas explicitada, llevando los saltos de cama a un nivel mas claro y directo. La fantasía histórica rodada en soberbios parajes irlandeses alcanza su climax  en las secretas relaciones cruzadas, por encima de las batallas con punzantes espadas. Homeland progresa a base del enemigo desconcertante que es el terrorista agazapado. Pero su baza principal para poner de nervios a la audiencia es la atracción fatal que sienten perseguidora y perseguido, máxime cuando este es un prisionero de guerra americano reconvertido en islamista infiltrado luchando contra su propio establishment. Finalmente sentimos que no  hay héroes y villanos, sino personajes que viven en la dualidad. Su meta es alcanzar el poder (o destrozarlo), pero este se demuestra tan complejo y lleno de sinsabores que el aderezo de relaciones necesarias para conquistarlo  termina siendo el verdadero disfrute. De los protagonistas y de la audiencia. La versión hispana de la semana ha sido el telefilm dedicado a Mario Conde, que apuntaba maneras sin llegar a entrar a saco con ambas vertientes de la historia. Nuestro rico presente en batallas y dilemas entre los poderosos será  sin duda caldo de cultivo de grandes series sobre la España del siglo XXI.
El correo.


No hay comentarios: