3.4.13

MASARU HAGIWARA, en RODAMON- Marca y moda


Masaru Hagiwara, una etiqueta artística desde Tokio

17 abril, 20120 comentarios
En Casa Asia, Barcelona, podemos ver la instalación “Cartas de Tokio” que recoge la correspondencia, y amistad, que mantuvieron Masaru Hagiwara y Javier Martín-Dominguez.
En Rodamon Marca&Moda nos hemos dado una vuelta por la exposición y hemos encontrado una carta que nos ha encantado. ¡Una carta con forma de etiqueta!
Os dejamos con un texto de Javier Martín-Dominguez donde explica lo que esta amistad supuso para él y una galería con algunas fotos de las cartas expuestas.

De Masaru Hagiwara a Javier Martín-Dominguez (1985-2005)
Nada debe ser obvio. Todo debe ser repensado. Esta es la regla de juego para un seguidor de las vanguardias. Ni un día puede ser igual a otro. Mi amigo Masaru llegó a hacer un calendario donde cada fecha del año estaba dibujada de una forma diferente. Tampoco una carta podía ser una mera carta en manos de Masaru Hagiwara.
Artista y diseñador gráfico, fundador de Hahiboh Graphics y después de la compañía Starka con Mari Kobayashi, vivió en el inspirador Nueva York de los años ochenta donde nos conocimos. Volvimos a compartir amistad en Japón, donde viví a finales de esa década como corresponsal de La Vanguardia de Barcelona. Su estudio en Minami-Aoyma fue mi segunda casa en Tokio.
Nuestra correspondencia entre Tokio, Nueva York o Madrid no quedó limitada a meras cartas. Cada envío de Masaru desafiaba el trabajo habitual de los carteros. En lugar de sobres, ponía en el correo un trozo de bambú, vajas creadas al efecto, carpetas de plástico transparentes o ponía selos de una forma singular. Hasta la selección de los sellos la cuidaba primorosamente buscando los más especiales o más apropiados para el mensaje o la época del año que buscaba en una tienda cercana a Shibuya.
Así una tras otra, Masaru iba haciendo de la carta un arte objetual que sorprendía al receptor y descolocaba a las oficinas de correos. Desde mediados de los ochenta hasta iniciado el nuevo siglo siguieron llegando a mis distintos domicilios las singulares cartas que conservo, como recuerdo de un tiempo y una amistad que ya se ha hecho eterna con su desaparición. En los parties de Nueva York, jugábamos a seleccionar a una persona, para darle una ocupación y situarle en otra época histórica. Yo diría: Masaru Hagiwara, artista, París, años surrealistas”, escrito con el vaho en una carta/nube enviada al cielo.
Javier Martín-Dominguez, 2011.

No hay comentarios:

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.