20.3.13

SEÑALES DE HUMO

Que por el humo se sabe donde está el fuego es una de los mas claros axiomas que ejemplifica como un síntoma deviene en signo. La rudimentaria chimenea vaticana a la que miraban absortas las cámaras de televisión demostraba una vez mas que las viejas liturgias eclesiales dominan la comunicación en grado supino. Al fin y al cabo es un modelo simple, directo y universal de comunicación. Tan primitivo, por sencillo,  como el que los indígenas americanos utilizaban para hacerse señales.  De compresión directa e instantánea. Otra cosa son los entresijos de la sofisticada liturgia católica. Su brillantez y colorido, desplegados en el magnifico escenario de San Pedro de Roma, es la clave para mantener secuestrado ante la pantalla al ojo del mundo. Sin duda que el conclave y los ritos posteriores han ganado la batalla de la audiencia- y por ende del reconocimiento –al suceso paralelo celebrado en el palacio del pueblo de Pekín para entronizar al nuevo papa rojo de China. 
No faltó ni un ave que se posara en  la chimenea de la Sixtina para completar el misterio visual del Espíritu Santo, al que tambien se representaba en los catecismos en forma de lengua de fuego, que debería iluminar a los cardenales reunidos para elegir al sucesor de Pedro. Con dos excepciones, la prensa mundial no acertó ni remotamente con el nombre del sucesor, dejando a las claras el arcano eclesial y la falta de expertos vaticanistas. La sorpresa del primer minuto devino en sorprendente capacidad del cardenal argentino jesuita para dominar la escena. Gesto tras gesto, de los zapatos viejos a la postración ante los fieles de la plaza vaticana, va haciendo honor al nombre elegido para el papado y ganando páginas de prensa y minutos de televisión. Están los ojos del mundo apostados en Roma porque realmente hay mucho que ver y mucho mas que analizar. Ni una semana ha necesitado el nuevo Papa Francisco para eclipsar a su predecesor Benedicto. La televisión mundial tiene una nueva estrella para esta historia de cambio que se adivina profunda en fondo y forma. Promete mucho mas que humo.


No hay comentarios:

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.