31.10.13

LA OREJA DE WALTERS. Otra de espías y el tercer hombre en la foto


LA OREJA DE WALTERS
Javier Martín-Domínguez



Ya todo es un secreto a voces. Nada ni nadie escapa a la gran oreja digital. Si todo contenido digital es susceptible de ser pirateado, cualquier conversación, incluso las de los mas poderosos, también puede ser captada, grabada, espiada al fin y al cabo. Si queremos ver en acción la maquinaria de hurtar secretos, basta con que nos asomemos a la serie Homeland, que reinicia temporada en Cuatro. Basada en la trama de descubrir al infiltrado en las propias filas, Homeland se desenvuelven en el corazón de la CIA y sus métodos digitales de trabajo. En la última entrega asistimos a una sala de operaciones, repleta de pantallas y ordenadores conectadas a satélites, para vivir en tiempo real el desarrollo de una operación encubierta para liquidar a un terrorista. El corolario de estas actividades es que la paranoia aumenta progresivamente entre sus protagonistas. En el mundo real esta paranoia se está instalando entre los países aliados que según las revelaciones de Snowden están siendo espiados por el amigo americano. La situación es tan reveladora como antigua. Podíamos recordar aquella foto emblemática de Franco y Eisenhower estrechándose los brazos en el Madrid del 59. Entre los dos aparece un general americano que actuaba de traductor. Se llamaba Vernon Walters y su trabajo de campo en Europa mas su conocimiento de varios idiomas terminaría reportándole el puesto de Director de la CIA. El interprete terminó llevando la voz cantante justo cuando el plan de la Guerra de las galaxias de Ronald Reagan dio paso a una nueva era con la caída del muro de Berlín. Nada ha vuelto a ser lo mismo. Hasta entonces la base del espionaje era la Unión Soviética. Luego se paso al mundo islámico y vemos ahora que también a los aliados. Nadie escapa del tentáculo digital, que mas allá de la polémica, coloca nuevamente a los USA como propietario del arma del futuro. La clave ya no es la bomba atómica, sino los instrumentos de la ciberguerra. La oreja del espía Walters está ahora equipada con un amplificador digital que deja desnudo al enemigo; y al amigo también.
EL NORTE DE CASTILLA.

No hay comentarios:

PEPE SALCEDO, ADIOS AL GRAN MONTADOR DE SUEÑOS

Que dificil decir adiós a Pepe Salcedo, mas grande aún como persona que como montador. Hombre afable, directo, campechano, agudo, siempre te...