22.10.13

LA GUERRA DE OLIVER



LA GUERRA DE OLIVER
Javier Martín-Domínguez


El documental y el cine de ficción se mueven entre limites cada vez mas difusos, que terminan encontrándose cuando la temática tratada es histórica. Es en esa disyuntiva donde se mueve con afán historicista el director Oliver Stone que nos cuenta su propia visión de América a través de la serie La historia no contada de los Estados Unidos que ahora emite La 2. Catapultado a la notoriedad con JFK, una actualización de las claves del asesinato de Kennedy, Stone hace su guerra particular con los puntos oscuros que envuelven al devenir de la superpotencia por antonomasia, que aire con profusión de medios al presidente de turno y tapa sus vergüenzas de sus acciones secretas. Nunca están de mas estas revisiones porque el periodismo con sus prisas olvida en ocasiones las razones de las cosas. Tambien es cierto que al menos para una audiencia europea informada este serial con pretensiones apenas aporta novedad alguna. Prefiero realmente al Stone que ficcionalíza lo histórico porque su sabiduría cinematográfica arroja luces sobre lo que creíamos saber y desconocíamos a fondo. En series  de este tipo documental la guinda la deberían poner las imágenes inéditas, y estas entregas adolecen de novedades. Ni el documental es absoluta verdad  ni la ficción pura invención. La clave esta siempre en la adopción de un punto de vista sobre la historia que se revisa. Y ahí, es cierto, que la particular guerra de Mr. Stone acentúa el espíritu crítico sobre el uso del poder. Por proximidad temporal resulta mas brillante y esclarecedora la oferta de Nacional Geographic revisando la década prodigiosa de los 80, a la que dedica ahora dos series. La era de Madonna y Reagan, el SIDA y los trasbordadores marcó el inicio del siglo XXI y recordarla es poner a revisión la base del mundo en el que ahora nos movemos. Muestra como la sociedad es mas compleja y sorprendente que el mundo de los políticos y el poder. Con Nueva York como faro, la nueva cultura de los 80 abrió el mundo a otra forma de vivir. Ahora entre fascinados y ebrios de nostalgia la revivimos con la pantalla.

No hay comentarios:

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.