15.10.13

ESTO NO ES UN SUEÑO. regreso al surrealismo


ESTO NO ES
UN SUEÑO


Hace casi un siglo- tan lejos, tan cerca -, Europa entraba en la deriva de su Primera Gran Guerra. De sus cenizas nació el revulsivo político, filosófico y artístico que conocemos como Surrealismo. André Bretón y sus acólitos insistían en que cualquier tipo de represión, y la civilización que la imponía, era absolutamente negativas y debían ser combatidas. Para ello forzaron los limites del intelecto hasta los confines de la irracionalidad para alcanzar la liberación de la mente. La consecuencia fue un movimiento generador de imágenes sorprendentes que todavía hoy nos siguen cautivando y despertándonos de la monotonía cotidiana.  Casi cien años después el surrealismo vuelve a inundar los museos y los medios de comunicación obligando a preguntarnos si estos es mero fruto de una moda pasajera o si las condiciones históricas nos colocan de nuevo ante la necesidad de un revulsivo mental y social. Junto a la grandes exposiciones recién inauguradas en la Thyssen y en la Fundación March, mas la de Dalí en el Reina Sofía, se celebran la de Magritte en el MOMA de Nueva York, la de Leonora Carrington en el IMMA de Dublín, la de mujeres del surrealismo en el LACMA de Los Ángeles o la de dibujos en la Morgan neoyorquina. Un material asombros de lo que hace buen uso Carlos del Amor en sus enjundiosos crónicas culturales para el Telediario en las que el rizo del lenguaje se casa armónicamente con la material visual de estos sueños hechos imagen. ¿Qué está pasando para que el surrealismo esté volviendo con tanta fuerza? Vivimos un tiempo dominado por la palabra crisis, que atenaza no solo nuestros bolsillos, también nuestro orden social y nuestros procesos mentales. La realidad circundante nos duele y no encontramos salidas. Quizá debamos volver, como propone el comisario de la exposición en el Museo Thyssen, a navegar dentro de nuestros sueños para encontrar una verdad liberadora. En ese pozo de nuestras verdades reprimidas, encontraremos dispersos los elementos de lo cotidiano para volver a recomponer el puzzle de una nueva verdad que nos haga mas libres. Javier Martín-Domínguez


No hay comentarios:

PEPE SALCEDO, ADIOS AL GRAN MONTADOR DE SUEÑOS

Que dificil decir adiós a Pepe Salcedo, mas grande aún como persona que como montador. Hombre afable, directo, campechano, agudo, siempre te...