1.5.13

TIEMPO SURREALISTA. Primavera 2013

        



 ¿Quién dijo que la cultura esta reñida con la maltrecha economía? Como hileras de hormigas, bichos queridos para Dalí y Buñuel, los españoles se apostan ora a la cola del paro, ora a la entrada del museo.  Tal logro, bien aireado por el Telediario, se lo debemos al surrealismo, que prendió entre los lúcidos artistas españoles. El Reina Sofía  batió record de asistencia en una sola jornada gracias al mago infalible de Cadaqués. Denostado finalmente por el grupo fetén de los surrealistas, Dalí se convirtió en un avida dollars, y todavía sigue produciendo el milagro de convertir el arte en panes y peces.  Ha recordado La 2 sus vinculaciones con el cine, desde Un perro andaluz a la colaboración con Hitchcock, y debería rescatar la serie magistral de TVE sobre los orígenes de la vanguardia española El ojo y la palabra dirigida por Román Gubern,. Nuestro mejor estudioso del arte cinematográfico y la cultura de masas ingresaba en la misma fecha en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que con Antonio Bonet Correa al frente ha sabido dar cabida a las artes de nuestro tiempo, del comic al cine, con el video y el ciberarte llamando ya a la puerta. 

        Tan cuajada de aires surrealistas, la primavera abría al mundo de las redes la obra fotográfica de Lee Miller, la modelo y discípula de Man Ray, que terminó documentando todo un tiempo de cambios y grandes personalidades. Basta un clic para desplegar en la pantalla la memoria de una era brillante. La perla de aquel grupo fue Leonora Carrington, sometida a su pesar a internamiento en un psiquiátrico de Santander en 1940, cuya memoria personal hemos presentado en el festival de Málaga, en una reivindicación de las mujeres de aquel grupo que revolucionó el arte y el pensamiento del siglo pasado y cuyo legado puede ser lo que nos abra los ojos ante los retos del tiempo actual. Otra mujer, Gala, fue la musa y además la agente comercial de Dalí, que llegó a trasmutar la pulsión interior del arte surrealista en carne de publicidad. Una receta compleja, pero infalible para dar una solución creativa a la crisis.

No hay comentarios:

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.