27.2.13

EL DISCURSO PERDIDO



En la era de Internet el arte de la oratoria ha muerto a mano del discurso de la hormigas, del rosario de tweets desplegado por las redes. Estamos en la era de la frase feliz, de los 140 caracteres, del slogan rápido que soporta una pintada o una pancarta.  Vivimos el tiempo del instante supremo. La publicidad fue la primera en marcar el rimo basado en la capacidad de mantener la atención ante los mensajes. Los noticiarios siguieron el paso. Hasta los que dan los discursos se encargan de ofrecer el mensaje ya mascado. Apenas los vemos o escuchamos, sino que nos alimentamos de las frases elegidas por el intermediario periodístico. ¿Cuántos vieron al completo las intervenciones en el debate del estado de la nación?. Mas allá de la ideología, resultó destacado el discurso del Presidente Rajoy, montado como pieza de relojería, sorprendiendo desde su instante inicial, al colocar el frontispicio a su mayor enemigo circunstancial: el número de parados. Aunque con pocas grandes frases para la historia, había rescatado la oratoria para la tribuna del congreso. La replica del llamado “discurso perdido” de Rubalcaba estaba basada en cambio en una sarta de slogans para buscarse hueco en la selección de frases para telediario. Cuando la tribuna esta por medio, la exigencia es máxima. Un discurso medido y bien armado como el de Rajoy dejo claramente desarmado a la retahíla de slogans de su oponente. No todos los discursos que inspiran o sorprenden están llenos de solemnidades. El mas reciente capaz de producir un shock fue el de la renuncia del Papa. Breve y en latín.  En su semanal Sinceramente tuyo  de Radio Nacional, Jesús Hermida ha dedicado un programa al discurso de discursos. Rescató grandes momentos de la oratoria, desde el No preguntes lo que tu pais puede hacer por ti… al La única cosa a la que debemos tener miedo es al miedo mismo. En una época de profunda crisis, la gran oratoria puede ser el alimento perfecto para corazones encogidos. Pero quizá entre todo lo que hemos perdido, tambien se nos ha ido el discurso con el viento de la Historia.

No hay comentarios:

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.