26.12.12

EL REY DEL VIDEO.


Hubo un tiempo en el que reyes y emperadores basaban sus poderes en la invisibilidad. Hasta que no ocurrió la catástrofe de Hiroshima, los japoneses no conocían ni el rostro, ni la voz del emperador. Fue con el discurso radiado de la rendición, cuando descubrieron el humano timbre de voz de Hirohito. Al otro lado del mapa, el rey de Marruecos obligaba a colocar su foto en cada edificio público  y pared dispuesta. Ante el avance avasallador de los media, la dialéctica del poder sobre ser visto o no, quedó superada. Hitler cimentó su avance en una constante presencia mediática, recurriendo a los mejores en la creación de imagen, como Leni Riefenstahl.  

Hoy el debate gira en torno a las ventajas de la sobre-exposición, en medir el número y ritmo de apariciones o inundar completamente los medios. La Casa Real española debe haber vivido el mismo debate en estos años, hasta decidir meterse en YouTube y desplegar su batería de imágenes. Aunque el hito anual de la monarquía española sea el mensaje de navidad televisado al país, el momento de mayor gloría del monarca en el uso de la imagen fue en la turbulenta noche del 23-F. Un video salvo la corona, y la democracia española. Seguro que será el momento estelar en el historial de la imagen del Rey. En aquella España de incipiente tecnología, La Zarzuela no estaba equipada para dirigirse directamente por las ondas al país. Tuvo que grabarse el video y Pedro Erquicia lo llevo escondido hasta Prado del Rey evitando los controles de militares rebeldes. Su emisión paró el golpe. 




Vemos ahora al Rey levantado de su sillón, apostado en el frontal de su mesa de despacho en un discurso navideño medido, dirigido a esa España que se rompe en medio de la crisis por la frontera del Ebro. Cada palabra traerá ríos de tinta. Por imagen, entendemos que es un monarca erguido ante la adversidad. Un monarca a todo video, mientras el insurrecto Mas tapa su imagen en la toma de posesión en la Generalitat. Visto o no visto, presente incluso en su invisibilidad. ¿Qué imagen obrará esta vez el milagro de desactivar la crisis?



No hay comentarios:

REFERENDUM DE PAGO

REFERENDUM DE PAGO Cuente lo que cuenten (de contar) las urnas, pase lo que pase en la calle, será la interpretación del resultado lo...