20.9.13

UN SORBITO DE JAZZ. Los años de Whisky Jazz






UN SORBITO DE JAZZ
Javier Martín-Domínguez


Se adormece ya el verano y se van con el las últimas notas de jazz. Gracias a la televisión pública y su contenedor denominado “Festivales de verano” tenemos un mínimo acceso, un mero sorbito de la música mas creativa nacida en el siglo XX. La caravana del saxo pasa por Vitoria, San Sebastián o San Javier en Murcia, seguida por las cámaras para traernos con nocturnidad un enigma que va desgranando sueños en nuestros oídos. Música vital y creativa como pocas, el jazz se ha ido quedando escondido bajo un halo de cierto misterio. Solo estos festivales le redimen de su lugar en la oscuridad. El jazz son sus músicos y sus garitos. El Blue Note, el Sweet Basil o el Village Vanguard de Nueva York que ofician la ceremonia de la improvisación cada noche con lo mejor de la cartelera. España vivió sus mejores momentos jazzísticos en los setentas y ochentas. El piano de Tete Montoliú y el saxo de Pedro Iturralde, mas Vlady Bass o Juan Carlos Calderón colmaban las ganas de los adeptos que llenaban el Whisky Jazz, el Balboa o el Bourbon, mas los míticos conciertos del san Juan Evangelista, perla musical entre los colegios mayores. La recién desaparecida Donna Hightower  inundaba el local con su portentosa voz dándole un pedigrí americano a la jam session y provocando el entusiasmo de los asistentes, animando a probar suerte a los aficionados presentes, como aquella noche en la que la mezzosoprano de Ohio Carol Brunk nos deleitó con un asombroso Summertime. El crítico José Ramón Rubio dejaba constancia de los eventos en sus columnas de Triunfo. Han quedado algunos recuerdos en el documental Jazz en España pasado en Canal Historia, y sobre todo en los fondos de la televisión pública, que en los ochenta nos ofrecía semanalmente el Jazz entre amigos de Juan Carlos Cifuentes. Ahora tenemos que contentarnos con estos retales de verano o recurrir a iniciativas en la red como la de Las Teles y su canal de jazz. 

No hay comentarios:

MARINE, EXPLOSIVO SINGULAR

MARINE,  EXPLOSIVO SINGULAR. MARINE ES EL BIG BANG.